PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Beyoncé quiere ser reina (también) de la poesía

H

 

¿Es este el año de las celebridades-poeta?

Luna Miguel

01 Septiembre 2014 14:48

Escribir poesía está de moda entre las celebridades, y parece que este año muchas de ellas están saliendo del armario. Ya no solo son actrices y actores, o cantantes o guionistas, sino que de pronto se han convertido también en aspirantes a literatos: primero fue Kristen Stewart, con sus poemas de amor prohibido; después fue James Franco, con su primer libro publicado por la editorial Graywolf; por último, durante el verano, Pamela Anderson nos regaló un extensísimo poema en el que decidía mandar a la mierda al hombre que le hizo sufrir. La poesía era la mejor manera de gritar al mundo que se había divorciado por cuarta vez.

Porque escribir, para muchos, es simplemente eso: soltar sentimientos afuera y llenar de bilis de todos los colores, los alegres y los horribles, un papel en blanco. La que no ha querido quedarse atrás en esta moda poética es la cantante Beyoncé, quien después de deslumbrar la semana pasada en la gala de la MTV, este septiembre vuelve a la carga deleitándonos con un poema dedicado a Blue Ivy, su querida hija. Al contrario que Pamela o Kristen, a ella nadie le ha pisoteado el corazón, pues el suyo está más que lleno de amor maternal.

Es el número 5 de la reputada revista CR Fashion Book donde podemos leer los sentimentales versos, supuestamente “remezclados” (quiera lo que quiera decir esto) por el finalista del Premio Pulitzer de Poesía de 2012, el poeta y narrador norteamericano Forrest Gander. El poema, titulado Bey the biggest light es en realidad el texto que acompaña a un descomunal editorial protagonizado desde la misma portada por la estrella del pop a la que ellos coronan como “Queen B”.

Pero el poema de Beyoncé no ha gustado demasiado a sus fans, porque aunque ella sea la reina, no todo lo que vomita es oro. Sin embargo, deberíamos sentirnos felices: la antología de las celebridades poetas está creciendo, y ¿quién será el valiente editor que se atreva a reunir todos esos tristes textos?

"Bey The Light"

Words Beyoncé

Remixed by Forrest Gander

It’s my daughter, she’s my biggest muse.

There’s someone, we all find out soon,

more important than ourselves to lose.

I feel a deep bond with young children –

all those photos in my dressing room –

especially those who’ve been stricken,

Children I’ve met across the years –

they uplift me like pieces of moon,

and guide me, whispering in my ear

I’m turned to spirits, the emotions of others.

And I feel her presence all the time

though I never met my grandmother.

I learned at a very young age,

when I need to tap some extra strength,

to put my persona, Sasha, on stage.

Though we’re different as blue and red,

I’m not afraid to draw from her

in performance, rifts, even in bed.

I saw a TV preacher when I was scared,

at four or five, about bad dreams,

who promised he’d say a prayer

If I put my hand to the TV.

That’s the first time I remember prayer,

an electric current humming through me.

You call me a singer, but I’m called to transform,

to suck up the grief, anxiety, and loss

of those who hear me into my song’s form.

I’m a vessel for all that isn’t right,

for break-ups and lies and double-cross.

I sing into that vessel a healing light.

To let go of pain that people can’t bear.

I don’t do that myself, I call in the light.

I summon God to take me there.

Utopias, they don’t much interest me.

I always mess things up a bit.

It’s chaos, in part, that helps us see.

But for my daughter I dream a day

when no one roots for others to fail,

when we all mean what we say.

share