PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Tras ser víctima de una violación homófoba, esta salvadoreña quiere encontrar a su hijo

H

 

A Rosalina la violaron por ser lesbiana. De la agresión tuvo un hijo, pero ella debió huir para protegerse. Después de pasar 14 meses detenida, ha conseguido asilo en Estados Unidos. Esta es su historia

PlayGround

08 Agosto 2017 14:37

Tiene heridas por todo el cuerpo.

Y fueron éstas, junto con su testimonio y la defensa de la abogada Erika Román, las responsables de que alcanzara el sueño de un asilo que tan lejano parecía.

La salvadoreña Rosalina Menjívar había tocado fondo.

Cuenta el diario La Opinión que en 1988, muentras esperaba el autobús, le abordaron unos hombres. "Ven, queremos hablar contigo. Me llevaron a punta de pistola. Hicieron todo lo que quisieron conmigo", cuenta al diario hispano.

"¡Te sientes hombre! Te vamos a enseñar lo que es ser hombre", le gritaban los acosadores. "Querían matarme por ser lesbiana, pero no lo completaron. Me hicieron varias heridas con un cuchillo. Me quebraron los dedos", relata.

De la violación nació un niño al que crió hasta los cinco años.



Pero cuando se reencontró en la calle con los acosadores, decidió escapar del país. "Me vine para acá (California) y dejé a mi hijo con mi hermana", narra.

Llegó en 2004 a Estados Unidos y las secuelas psicológicas la empujaron a tomar sustancias ilegales y fue multada por conducir habiéndolas tomado.

Al no acudir a una cita en la corte en marzo de 2016, fue arrestada.

Ha pasado 14 meses en un centro de detención en el que llegó a intentar suicidarse con pastillas.

Cuando apenas le quedaba ilusión por vivir, la Justicia la liberó y le concedió el asilo gracias a sus relatos y al trabajo de la abogada, que no le cobró por la defensa.

Pero a Rosalina aún le falta un gran propósito para ser realmente feliz: encontrar a su hijo que ya tiene 18 años.

"Lo único que sabemos fue que se escapó a México después de que los pandilleros lo quisieron matar porque no quería ser parte de ellos. Es mi hijo y lo necesito", explica.

share