PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Asesinan a la activista medioambiental que puso de rodillas al Banco Mundial

H

 

Berta Cáceres, la líder índigena hondureña, ha sido silenciada por luchar contra el abuso de poder de las empresas transnacionales

PlayGround

04 Marzo 2016 12:21

Berta Cáceres, la activista indígena hondureña defensora del medio ambiente, ha sido asesinada en su casa de la ciudad de la Esperanza, en Intibucá, por dos desconocidos armados en la madrugada del pasado jueves.

  • Cáceres fundó en 1993 el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH), a través del cual luchaba contra las empresas transnacionales que abusan de los recursos naturales de Honduras.
  • La activista, de etnia lenca, había sido amenazada varias veces y vivía una persecución constante.
  • Hace justo una semana, Cáceres declaró en una rueda de prensa que cuatro de sus compañeros activistas habían sido asesinados y otros habían recibido amenazas.
  • En 2015, la activista recibió el premio Medioambiental Goldman, considerado el Nobel del medio ambiente.
  • A finales de febrero, la organización que dirigía inició una jornada de resistencia civil en contra del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, que consiste en la construcción de una presa en Río Blanco, dentro del territorio de la comunidad lenca.
  • Durante la protesta pacífica, Cáceres y sus compañeros tuvieron un fuerte altercado con los vigilantes y promotores del proyecto que agredieron a los activistas. Sus compañeros de COPINH creen que esto fue precisamente el motivo de su asesinato.
  • La campaña contra Agua Zarca logró que el constructor más grande de presas a nivel mundial, la compañía estatal china Sinohydro, se retirara del proyecto. Una institución del Banco Mundial que invierte en el sector privado, también abandonó la iniciativa.
  • Hace un año, Cáceres declaraba en una entrevista del diario.es: "Los que rechazamos estos proyectos somos amenazados, amenazan nuestras vidas, nuestra integridad física y emocional, la de nuestras familias y comunidades enteras, nos quieren negar la existencia como pueblos originarios. Vivimos en un clima de impunidad y de nula administración de justicia"
  • Finalmente, la voz de Cáceres también ha sido silenciada.
Loading the player...

share