Actualidad

La Asamblea de Venezuela aprueba la destitución de Maduro

El Parlamento considera que Maduro "ha abandonado su cargo" y le hacen responsable de la mala situación que vive el país. La medida no implicará la remoción del presidente, ya que el Tribunal Supremo no reconoce la autoridad del Parlamento

La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó este lunes la destitución de Nicolás Maduro como presidente del país. En una votación sin precedentes, el Parlamento, controlado por la oposición, acordó que Maduro había "abandonado su cargo" al considerar que no ha cumplido con sus obligaciones constitucionales. La decisión se toma a la luz de "la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos y la devastación de las bases económicas y sociales de la nación que ha llevado a cabo".

En teoría, esta medida supondría la destitución de Maduro y la convocación de elecciones presidenciales en el plazo de un mes. Pero la teoría no tiene valor en Venezuela. En la práctica, la medida aprobada en el congreso no tendrá ningún efecto real y Maduro seguirá siendo presidente del país.

La Asamblea Nacional considera que maduro ha abandonado su cargo "por la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos y la devastación de las bases económicas y sociales de la nación que ha llevado a cabo"

"No somos oligofrénicos. Sabemos muy bien que no va a haber elecciones. Aunque sepamos lo que va a pasar, no nos podemos abstener de cumplir nuestros deberes constitucionales", declaró al final de la sesión el diputado Henry Ramos Allup, uno de los líderes opositores.

La medida, aunque se apoya en el artículo 233 de la Constitución, no tiene validez legal ya que hace un año el Tribunal Supremo de Venezuela dictaminó que el Parlamento está "en desacato" y todos sus actos son nulos. Esta declaración se produjo un mes después de que saliera elegida la nueva Asamblea opositora y se debió a un choque de poderes entre la oposición y el oficialismo que se justificó con la toma de juramento de tres diputados del estado de Amazonas cuya elección fue suspendida.

La votación no tiene validez legal ya que hace un año el Tribunal Supremo de Venezuela dictaminó que el Parlamento está "en desacato" y todos sus actos son nulos

Ahora, la declaración del Supremo garantiza la permanencia de Maduro en Miraflores pero no evita que, de nuevo, se produzca un choque entre oposición y Gobierno. La situación confirma el fracaso del proceso de diálogo iniciado en octubre con la intervención del Vaticano, Unasur, José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar