Actualidad

Artistas, músicos y escritores rinden tributo a la memoria de Lou Reed

David Bowie, John Cale, Patti Smith o David Byrne reaccionan a la muerte del músico neoyorquino

Lou Reed murió el pasado 27 de octubre a la edad de 71 años y en estos pocos días de desoladora realidad para sus seguidores o simpatizantes han llovido tributos de toda clase por parte de sus fans y también de sus compañeros de profesión. Desde Playground hemos querido recoger las muestras de aprecio y las frases de desconsuelo de los artistas que lo conocieron de cerca y han querido compartir sus retazos de experiencia con el resto de los compungidos. Algunos más expresivos que otros. Su fiel amigo David Bowie sólo fue capaz de pronunciarse con un emotivo “Era un jefe”. Bowie se inspiró en la figura de Lou para la creación de su personaje y álbum de "Ziggy Stardust" (RCA, 1972), además de colaborar en la producción de “Transformer” (RCA, 1972).

La otra figura que cierra el triángulo de genio, Iggy Pop, pudo añadir un triste “noticas devastadoras”, siguiendo la línea del comentario de Bowie. Por su parte, el reñido compañero de Reed en The Velvet Underground, John Cale, dejó de lado su choque de egos para despedirse de manera emotiva: “El mundo ha perdido un buen compositor y poeta… Yo he perdido mi compañero de aventuras. La noticia que más temía palidece en comparación con el nudo de mi garganta y el hueco de mi estómago. Dos niños tienen un encuentro fortuito y después de 47 años se pelean y se quieren de la misma manera; la pérdida de cualquiera de los dos es incomprensible. No se puede reponer, no se puede llenar de ninguna forma virtual o digital… ahora está roto para siempre. A diferencia de muchos con historias similares, tenemos lo mejor de nuestra furia guardado en un vinilo, para que el mundo le eche un vistazo. Las risas que compartimos hace apenas unas semanas, me recordarán para siempre todo lo bueno que había entre nosotros”.

La poeta y compositora Patti Smith también se acordó de Lou Reed con su acostumbrada sinceridad, sencillez y sensibilidad: “Lou fue un poeta muy especial. Un escritor neoyorquino, del mismo modo que Walt Whitman fue un poeta neoyorquino. Una cosa que aprendí de Lou, que nunca perderé, fue el proceso de las actuaciones en directo con el ritmo, la improvisación poética y la forma y que se movía sobre tres acordes durante 14 minutos. Eso fue una revelación para mí”. Y así lo demuestra en multitud de las versiones que le ha dedicado.

El líder de Talking Heads, David Byrne, publicó un largo comunicado en el que senala a Reed como inspiración: “Su trabajo y el de The Velvet Underground fueron una de las grandes razones por las que me trasladé a Nueva York y no creo que este solo aquí. Quisimos estar en la ciudad que nutrió y alimentó este tipo de talento”.

También Sylvain Sylvain, guitarrista de The New York Dolls, hizo su propia aportación sencilla y resumiendo lo que muchos labraron en más palabras: “Gracias por hacer nuestras vidas mejores”. El británico y polémico Morrisey, por su parte, aprovechó para decir la suya con un “todos tenemos un límite en el tiempo, pero hoy, con la pérdida de la liberación de Lou, la vida es una pocilga”.

Destacamos con especial cariño lo aportado por el escritor de ciencia ficción Neil Gaiman, que escribió un bonito texto en memoria de Lou en el que relata que “sus canciones fueron la banda sonora de mi vida: una temblorosa voz de Nueva York cantando canciones de alienación y desesperación, con destellos de esperanza imposible y de estos pequeños días perfectos y noches que queremos que duren para siempre, importantes porque son tan finitas y tan pocas; canciones que llenan a la gente, algunas con título, otras anónimas, que se pavonean, tambalean y revolotean y trepidan y hacen autoestop hasta el centro de atención y salen de nuevo”.

Adiós, Lou.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar