PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

En Arizona el calor es tan extremo que todo se está derritiendo en las calles

H

 

Literalmente

Elena Rue Morgue

26 Junio 2017 16:17

Hace mucho tiempo, estando de vacaciones con mis padres en Andalucía durante una ola de calor de las de "no se recordaba nada igual desde el verano de 1763", conocimos a una pareja sevillana.



Como cualquier persona del norte, para mí cualquier temperatura superior a los 27 grados es un atentado contra la vida humana, así que cuando aquella señora dijo que para ella "33 graditos eran la temperatura ideal, ni frio ni calor", la parte de mi cerebro que todavía no se había fundido sintió unas ganas terribles de apuñalarle la cara. Pero el hecho de tener solo 11 años y el cuerpo reblandecido y a medio cocer me impidió usar la violencia física.

Lo de montar el drama por cualquier fenómeno meteorológico, sea calor, frío, lluvia, nieve, o la presencia de alguna nube que consideras que no debería de estar allí, es tan humano como perder el amor propio en un buffet libre o compararte con alguien que está más puteado que tú para sentirte mejor en tu miseria. Y precisamente para eso os vamos a enseñar cómo está actualmente el panorama en Arizona, donde las temperaturas han llegado a superar los 50 °C y las cosas han empezado a derretirse en las calles.

Literalmente.



Que me pregunto yo... si el buzón y la valla se han derretido así, ¿es porque están hechos de plástico? ¿En serio la peña es tan cutre en Arizona? Bueno, hay que decir que en un país en el que si le metes un puñetazo a una pared le haces un boquete en lugar de romperte la mano, pues tampoco sorprende tanto... EE.UU, suspenso en materiales de construcción.



Hasta las letras de las señales de tráfico han empezado a disolverse con la que está cayendo.



La cosa ha llegado a tal punto que los aviones no pueden despegar. No, no es por algún tipo de normativa absurda, es que físicamente no son capaces de volar.



Ni los cactus están aguantando el tirón. Jo-der, que esos cabrones están forrados de pinchos y están preparados para sobrevivir en el desierto, son como el Ranger Walker de las plantas, y no pueden ni mantenerse derechos del sofocón que llevan.



La peña está aprovechando incluso para usar sus coches como hornos y cocinar unos tentempiés.



O para freirse unos huevos en la acera.



No hay huevos a tocar el volante sin protección...



Y lo peor de todo, ¡a los perritos se les están quemando las patas al pasear por la calle!



Quiero mandar un súper abrazo de ánimo a todas aquellas chicas de Arizona que, a pesar de las dificultades, no se estén dando por vencidas y estén tratando de llevar el maquillaje perfecto a 45 grados a la sombra. Suerte con eso.


Imagen relacionada


Ah, y a la gente que dice "la calor" y "mucha calor": si el mundo fuese un lugar justo, como castigo, deberíais sufir el calor el doble que los demás. Just saying.

                   



share