PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Andrea Wendel, cuando el prank es cosa de chicas

H

 

Conoce a la princesa trol de YouTube

Jordi Berrocal

17 Marzo 2014 13:13

El prank siempre ha sido un género eminentemente masculino. A los hombres se nos da mucho mejor hacer el zoquete con fines humorísticos. Probablemente porque seamos, simplemente, más zoquetes que las mujeres. Pero del mismo modo que Amy Schumer está rompiendo los esquemas del stand-up femenino o Sarah Haskins satiriza los estereotipos de la mujer en los medios, Andrea Wendel está demostrando que también existe el prank de género.

Andrea tiene 19 años y es el principal reclamo del canal de YouTube Whatever, especializado en “bromas y experimentos sociales”. Para llevar a cabo estos últimos, Andrea aprovecha sus encantos para poner a prueba el comportamiento masculino ante distintos tipos de situaciones.

El último vídeo del canal, por ejemplo, consiste en atraer la reacción de tipos a los que acusa injustamente de haberle tocado el culo. Aunque todos son inocentes, sorprende el modo en que la mayoría se pone a la defensiva, como si tuvieran algo que ocultar. Quizá el objetivo del vídeo era demostrar hasta qué punto hemos interiorizado la idea de que un chico pueda tocar el culo de una desconocida en la calle. Al fin y al cabo, los tipos a los que acusa tampoco parecen demasiado indignados.

El vídeo más popular del canal consiste en ella pidiendo sexo a tipos que se encuentra en la calle:

Puede que la proporción de chicos que aceptan (50%) parezca moderada. Pero teniendo en cuenta que se trata de acostarse con una completa desconocida que acabas de conocer en la calle, la conclusión es que al menos la mitad de nosotros tenemos pocos escrúpulos en cuestiones de sexo. También existe una versión inversa, en la que un chico pide sexo a mujeres. Evidentemente, ninguna aceptó.

En una variación de la misma idea, Andrea y una amiga piden a desconocidos si quieren hacer un trío. La proporción de chicos que aceptan es la misma o incluso más elevada que en el vídeo en el que pide sexo en solitario.

No todas las bromas tienen que ver con los previos al sexo, sino también con sus consecuencias. En este vídeo nuestra protagonista se hace pasar por embarazada y aborda a los supuestos padres explicándoles que su embarazo es consecuencia de una noche loca con ellos. La mayoría no cae en la trampa pero, aún así, el vídeo incluye reacciones impagables como la del hombre del minuto 1:46.

Este vídeo demuestra que una chica atractiva puede conseguir el teléfono de cualquier chica con un simple truco. Que esté su novia delante, evidentemente, no importa. Por cierto, el truco también funciona con las chicas.

Los vídeos de Andrea Wendel no hacen más que confirmar muchos de los tópicos acerca de la mentalidad masculina. Son, en cierto modo, un nuevo ejemplo práctico de las teorías de respuesta condicional de Pávlov: cuando tenemos una chica atractiva delante solemos reaccionar siempre del mismo modo. Primero intentamos disimular que estamos abrumados y a continuación buscamos la mejor manera de impresionarla. Puede que, aparentemente, estos gags tengan menos que carga crítica que, por ejemplo, los de Target Woman. Pero, en el fondo, el resultado es el mismo: revelar estereotipos.

share