PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Del meme al escaparate: el niño diva es el nuevo rostro de American Apparel

H

 

Ser viral cada día sale más rentable

Luna Miguel

09 Diciembre 2014 16:13

Tiene 15 años y ha dado la vuelta al mundo. Es posible que no quede nadie en la tierra que no lo haya visto convertido en meme, en GIF, o en simple parodia de sí mismo en un montón de vídeos de YouTube. Es “el niño-diva”, y lo será de por vida porque al teclear Brendan Jordan en un buscador lo primero que aparece es su pequeña y divertida figura bailoteando a lo loco durante la inauguración de un centro comercial. Después de aquello, la fama de Jordan se ha traducido en más de 239.000 seguidores en Instagram, un montón de entrevistas en revistas como Vice y también menciones en Twitter de celebridades como Lady Gaga, en las que la reina del pop le declara un “i love you baby!”. Brendan es el claro ejemplo de cómo la locura de Internet puede volver famoso a alguien en un momento: ¿Quién iba a decirle a este adolescente que salir casualmente en un vídeo de la tele acabaría llevándole a rozar las estrellas?

Pero cosa no se queda en la red, y ahora Brendan Jordan presume en Instagram de haberse convertido en el nuevo modelo e imagen de la polémica American Apparel. ¿Abusos, chicas desnudas, apología de lo trash? La carísima marca californiana de ropa y complementos se ha sumado al éxito de este adolescente, quizá para demostrar que a pesar de todo ellos están a la moda, se preocupan por la juventud y se sienten comprometidos con la lucha que el propio Brendan emprendió contra el bullying hacia la comunidad LGBT. ¿Es la firma la que se aprovecha del niño, o es el niño el que se aprovecha de la firma? Poco importa eso ahora, porque ambos vuelven a dar la vuelta entre risas y curiosidad a los muros de las redes sociales de todo el planeta. Parece que, sea como sea, la era de los virales vivientes ha llegado. Y Brendan Jordan es sólo el primero de muchos. La Generación Z ya huele a fama: cuidado.

share