Actualidad

Ambigamia: la nueva fórmula para el amor

Cuestionar el amor romántico y la rigidez de la pareja no está reñido con la estabilidad de las cosas que nos parecen importantes

Cuando creías que ya habías probado e imaginado todas las posibilidades de relación amorosa existentes, llega una nueva: la ambigamia, una especie de equilibrio zen sobre el que pivotar a través de seis ejes.

Su mesías es Jeremy E. Sherman; él trae la palabra de esta nueva fe que va más allá de la poligamia y que se aproxima al poliamor: “La ambigamia está ligada a la psicología, la filosofía, la espiritualidad, las ciencias sociales e incluso la ciencia”. Es, sin duda, una propuesta de nuestro tiempo.

En un reciente artículo publicado en Psychology Today, Sherman destripa esta nueva filosofía amorosa para el gran público. Para empezar, en su opinión los bígamos son hipócritas que se casan “en estéreo” y se comprometen doblemente. Este sistema no es sostenible según el psicólogo, ya que no es posible garantizar a dos personas que son lo más importante para siempre: “La gente cambia, la gente se muere, la gente supera muertes ajenas. La gente sigue adelante”. Puede que sigamos actuando según la idea de amor incondicional, pero es muy improbable que podamos vivirlo tal y como lo imaginamos.

Sexo hipster

Sexo hipster

Algo así postula el proyecto de investigación colectiva Sexo Hipster, que trata reflexionar acerca de las nuevas formas de vivir las relaciones amorosas y sus representaciones. Está formado por jóvenes que empiezan a manifestar su escepticismo respecto a la idea de amor romántico, y a producir contenidos en torno a ello a partir de experiencias personales y productos culturales.

La ambigamia de Jeremy Sherman entronca con este afán por producir nuevos ejemplos y posibilidades de vivir el amor. Su propuesta se basa en la idea de que todos vivimos en un área gris entre el compromiso y la estabilidad, entre la dedicación y la independencia: en cierto modo, la ambigamia sería una “relación abierta” pero con una estructura interna bien definida, es decir, con unas reglas de juego.

Precisamente la coherencia con este estado cambiante de las emociones es en lo que se basa la ambigamia: “Somos todos ambivalentes, casados doblemente con nuestra libertad y nuestra seguridad”. Según Sherman, la clave está en fijar las cosas esenciales para uno mismo y abrazar la mutabilidad necesaria: “Lo ideal sería decidir lo que es permanente y lo que no lo es, con la opción siempre de cambiar de parecer”.

Los ejes que Sherman ha identificado para que meditemos acerca de la ambigamia son seis:

1. Amor = Seguridad + Libertad: No hay una forma ideal de pareja, sino acuerdos libres entre individuos. El bienestar surge de la negociación para llegar al equilibrio entre libertad y seguridad, de forma que la libertad de uno no sea una amenaza para el otro. Hay que evitar la opresión y el libertinaje.

2. Espiritualidad = Amar + Dejar ir: Está demostrado que vivir el presente es la mejor receta para andar por el mundo. Así, comernos el coco por si una relación merece o no la pena según las perspectivas de futuro es un absurdo. Interiorizar y disfrutar la tensión entre amar algo y dejarlo estar es la piedra filosofal de los ambigamistas.

3. Evolución = Estabilidad + Variación: Lo ideal es estabilizar las cosas que necesitamos en nuestra vida por un lado, y por otro no dejar de probar cosas nuevas.

4. Trabajo = Concentración + Juego: Quien practica la ambigamia se siente feliz cuando se siente seguro y libre a la vez, creativamente concentrado, comprometido pero relajado, entre la diversión y el esfuerzo.

5. Intención = Libertad + Voluntad: Sólo queremos el lado positivo de la libertad. El libre albedrío nos atemoriza. Según Sherman, debemos combinar la flexibilidad para cambiar de opinión con la concentración en lo que realmente deseamos.

6. Ironía = Seriedad + Humor: “Lo sé con certeza pero oye, ¿quién sabe?”. Esta frase podría definir la ironía con la que los ambigamistas desean vivir el amor. En realidad se trata de desdramatizar, ser consciente de que todo puede cambiar y concentrarse en disfrutar el presente sin miedo.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar