Actualidad

Álvaro Reyes, el youtuber que se forra practicando el acoso sexual

"No esperes a su permiso. Siéntete con derecho para hacer lo que quieres. Pedir permiso es síntoma de inseguridad"

"Entro en una discoteca, empiezo a hablar con una chica y lo primero que hago es aislarla, para que las amigas no vean lo que está sucediendo".

Este es uno de los cientos de consejos que da Álvaro Reyes en uno de los vídeos en los que supuestamente "enseña" a los hombres a "seducir" a las mujeres.

Reyes, que en realidad se llama Jeremías Pérez, se define a sí mismo como "uno de los mayores expertos en seducción de España". Y ha construido todo un negocio alrededor del acoso a las mujeres.

Jeremías es un tipo normalucho, sin ningún carisma especial, que se presenta a sí mismo como un híbrido entre el "artista del ligue" y el coach motivador. Como tal se dedica a difundir desde su canal de YouTube técnicas, consejos y máximas que oscilan entre el ligue agresivo, el machismo más rancio, la misoginia y lo que podría considerarse apología de la cultura de la violación.

Aún así, o precisamente por eso, su canal tiene casi medio millón de suscriptores. Por cosas como esta:

Loading the player...

Además de sus vídeos, Jeremías publica libros sobre su maestría e imparte "cursos de seducción" a 300 euros en España y América Latina.

En 2014, dos periodistas de eldiario.es asistieron a uno de sus cursos en Andalucía. Lo que vieron allí les dejó sin palabras.

"No esperes a tener su permiso. Siéntete con derecho para hacer lo que quieres. Pedir permiso es síntoma de inseguridad". Así es como se presentó Pérez en el curso y lo que siguió a partir de ahí fue una retahíla de consignas machistas que incitaban a los asistentes a acosar a las mujeres a través de "técnicas de ligue" que no aceptan un "no" por respuesta.

"Debemos sobrepasar los límites establecidos para tener éxito con una chica. Nunca preguntes si puedes hacer algo, hazlo sin más", es otra de las consignas de Reyes, que anima a sus seguidores a usar la dominación y el control sobre las mujeres.

En una de las publicaciones de su página, Reyes relata una nochevieja que pasó con sus amigos. Sobre un momento de la noche escribe: " La chica se empezó a comportar como dudando, David y Alejandro la cogieron con total autoridad y la subimos al piso sin rechistar (nota: cuando una chica actúa con inseguridad, guíala tú. Ella necesita un líder que la lleve y si tú subcomunicas esa seguridad, ella se sentirá segura y te seguirá)".

Pero no solo se sirve de los cursos para impartir lecciones de "ligue". Su canal de YouTube también es una buena herramienta para lanzar a la red mensajes que incitan a la violencia de género.

Loading the player...

Uno de los vídeos, ya retirado tras la publicación del reportaje de eldiario.es, versaba sobre cómo romper una relación con una chica.

El autor del vídeo llama por su nombre a la que es supuestamente su novia y sale un momento de escena. En ese momento se escuchan golpes y llantos de una mujer. Cuando vuelve a aparecer en escena Reyes pronuncia: "Y así finaliza cualquier tipo de relación".

A pesar de las quejas de mujeres y medios, y de la condena pública de instituciones como el Instituto Andaluz de la Mujer, sus vídeos son de libre acceso en su canal en YouTube.

La única denuncia que ha recibido Reyes vino a raíz del vídeo El beso ciego, que consistía en besar a chicas por la calle sin su consentimiento y a traición. Una de las chicas denunció al autor, que relató su actuación en un post de la siguiente manera:

"Y entonces iba por la espalda, la tapaba los ojos y aprovechaba ese momento de misterio para darle un beso en los labios generando así en su cuerpo una sensación buenísima, ya que los labios están inervados por multitud de terminaciones nerviosas que lo que hacen es cuando se estimulan, liberar multitud de hormonas al torrente sanguíneo generando así una especie de placer momentáneo".

El placer momentáneo de sentirse agredida.

Acosada.

Despreciada.

Obligada a besar a un tipo que cree que tiene el derecho a hacer lo que le plazca con cualquier mujer.

Que anima a otros a ejercer el control y el dominio sobre las mujeres como si fueran cosas.

Sus posesiones.

Y que además las insulta con cada uno de sus actos y declaraciones.

"Tías que para mí son un 5, aspiran a conseguir un tío de 8 o 9. Hasta un orco se permite rechazar hombres en España", declaró en un vídeo tras sentirse ofendido porque una mujer había rechazado su incesante hostigamiento.

Por supuesto, en las redes sociales sus vídeos ya han sido criticado por muchos usuarios:

Álvaro Reyes (@alvarodaygame en Twitter) nos "deleita" con el machismo más asqueroso y repugnante. Hay que parar a este acosador.

Posted by Julio Anguita on  Domingo, 1 de septiembre de 2013

Pero aún así su cuenta de YouTube sigue abierta. Su perfil del Twitter verificado. Y todo, por el momento, es legal.

Si estas consignas son legales, si es legal promover el acoso sexual, la violencia contra la mujer, el atosigamiento, la persecución... y sobre todo, si nadie hace nada al respecto, ¿quién te asegura que tú no serás la próxima víctima de la violencia sexual?

Hace 10 meses, una mujer lanzó una petición a la página change.org para cerrar el canal de YouTube de Álvaro Reyes. Igual te apetece firmar.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar