Actualidad

Alcaldessa: el largometraje sobre la activista que se propuso ser política

El lado más íntimo de Ada Colau, actual alcaldesa de Barcelona, es retratado con una intensidad sorprendente en el nuevo documental de Pau Faus

Ella es la cara más humana de la política. Curtida en el activismo social, Ada Colau ocupa desde hace un año el sillón de la alcaldía de Barcelona y gobierna con una honradez que se percibe sin necesidad de escarbar.

Ahora, además, Colau se ha convertido en una musa del séptimo arte con el estreno de Alcaldessa, el largometraje documental que Pau Faus ha realizado sobre el empedrado camino del activismo a la política recorrido por Ada.

En un estilo íntimo y cercano, el director catalán consigue mostrarnos el verdadero proceso de construcción de Guanyem Barcelona, Barcelona En Comú tras la usurpación de su primer nombre, desde la misma cocina de la configuración política que comienza un año antes de las elecciones municipales.

Las primeras asambleas, decisiones y proclamas se suceden interrumpidas por las sesiones a cámara abierta a modo de diario en el que Colau se rinde durante unos instantes y deja que su esencia más personal surja ante nuestra mirada.

Colau llora, ríe, sufre, duda, ama y abraza a los suyos. Decide y escucha y a veces, se derrumba y suelta entre lágrimas un "echo de menos la PAH", consciente de que su pasado activista poco tiene que ver con el cruel mundo de la Realpolitik.

Mientras el activismo te permite mostrar todo el esplendor de tu humanismo, tu verdadero yo, la política te agarra y exige ser fuerte, infatigable, una líder, sin dudas. Una maquinaria capaz de pasar por encima de quien haga falta.

Pero la ferocidad no es una característica de Colau y eso es precisamente lo que la lleva a la victoria.

Colau llora, ríe, sufre, duda, ama y abraza a los suyos. Decide y escucha y a veces, se derrumba y suelta entre lágrimas un "echo de menos la PAH", consciente de que su pasado activista poco tiene que ver con el cruel mundo de la Realpolitik

"Ada encarna lo que muchos políticos intentan recrear con campañas de marketing: la coherencia entre discurso y trayectoria. El recorrido de Ada Colau la avala y allí no hay trampa ni cartón. Y eso a la gente le llega", me confiesa Faus, el director, sobre su protagonista.

Lejos de ser una campaña de propaganda, el documental de la alcaldesa que ya se ha convertido en un símbolo de la política del verdadero cambio. Su metraje recrea la concepción, gestación y nacimiento de un nuevo momento en el que se pretende dar la espalda a la cleptocracia y devolver el poder al pueblo. Colau consigue que la alta política vuelva a la base, que es donde siempre debió estar.

"Esa Ada Colau que vemos ante la cámara es la misma que muchos ya habíamos conocido en la PAH. Compartir abiertamente las tristezas, los errores o los aprendizajes es algo muy común en lugares como la PAH, y no pasa absolutamente nada si sale con lágrimas. Nosotros sabíamos que podíamos acceder a ese nivel de sinceridad y que además era importante para nuestra historia hacerlo. El cambio político que personas como Ada Colau encarnan también incluye esto. Ojalá otros políticos se atrevieran a mostrarse vulnerables como hace ella en la película. Aunque, sinceramente, dudo mucho que se atrevieran a exponerse a este nivel", relata Faus.

Para convencerla de formar parte del proyecto no tuvo que insistir mucho. Pau Faus, que anteriormente había realizado un mediometraje titulado Sí se puede. Siete días en PAH Barcelona, coincidió casi dos años con Colau en la plataforma social. Junto a Silvia González Laá le explicaron que les gustaría grabar su viaje a la alcaldía desde el día uno.

"Lo que quizás ella no se imaginaba es que la íbamos a grabar casi a diario durante un año", relata Faus. El resultado fue una grabación de más de 200 horas, días agotadores y un intenso ritmo de trabajo pegado a la activista que quiso ser política.

" Uno de los hilos argumentales del documental es el continuo conflicto entre la Ada Colau persona y la Ada Colau personaje público. Ese viaje acelerado del activismo a la institución estuvo lleno de dudas, contradicciones y aprendizajes. Ahora mismo la Ada Colau personaje es ni más ni menos que la primera alcaldesa de la historia de Barcelona", explica Faus.

Esas dudas y contradicciones se perciben conforme avanza el documental y Colau se tiene que enfrentar a numerosos debates con sus contrincantes por la alcaldía. Hombres con muchos años a la espalda de trabajo político, el discurso bien aprendido y la chaqueta del traje bien abrochada.

"Uno de los hilos argumentales del documental es el continuo conflicto entre la Ada Colau persona y la Ada Colau personaje. Ahora mismo la Ada Colau personaje es ni más ni menos que la primera alcaldesa de la historia de Barcelona"

Colau se siente una intrusa que no encaja en el establishment pero que quiere cambiar la forma en que los ciudadanos vemos el poder.

"Creo que uno de los aciertos del documental fue apostar por narrar esta historia en tiempo real. Eso nos permitió, entre otros muchos ejemplos, mostrar la incomodidad del momento en que empiezan los debates electorales. Allí Ada se encuentra cara a cara con sus adversarios por primera vez. Pero esas personas ahora ya son parte de su cotidianidad. Del mismo modo en que no creo que ella actualmente sienta ningún tipo de incomodidad, ellos tampoco la verán ahora como esa intrusa que fue para muchos durante la campaña", sostiene el director del largometraje.

Esas dudas y contradicciones se perciben conforme avanza el documental y Colau se tiene que enfrentar a numerosos debates con sus contrincantes por la alcaldía. Hombres con muchos años a la espalda de trabajo político, el discurso bien aprendido y la chaqueta del traje bien abrochada

Después de conseguir la Biznaga de Plata al mejor director en el Festival de Málaga, el documental ha recogido una larga lista de buenas críticas de medios y espectadores. Actualmente se está proyectando en cines de 11 ciudades españolas, entre ellas Madrid, Valencia, Santiago y Sevilla. En Barcelona, se puede ver en 6 salas diferentes.

La propia Ada Colau solo lo vió pocas semanas antes de que se estrenara en el Festival de Málaga. Durante la proyección se emocionó de nuevo al revivir ciertos momentos tan intensos como el final.

Sin amago de hacer spoilers, si el documental comienza con la construcción del partido, y no es difícil adivinar que acaba con la victoria de ese partido en las municipales de Barcelona.

Con la emoción a flor de piel, los últimos planos son del momento de la investidura de Colau aclamada por miles de personas en la plaza del Ayuntamiento. Momento en el que el grito de "sí se puede" se convierte en el nuevo himno de Barcelona.

"Sí se puede"

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar