Actualidad

Todos guardamos 13 secretos, 5 de los cuales nunca hemos confesado a nadie

Un estudio de la Universidad de Columbia indica que cada persona esconde, al menos 13 secretos

oi oi

Crédito de la imagen Getty.

Ahora mismo, en este preciso instante, estás ocultando 13 cosas a las personas que te rodean.

5 de esos secretos, los más inconfesables, nunca se los has contado a nadie.

Esto han descubierto, al menos, investigadores de la Universidad de Columbia, que analizaron 13.000 secretos extraídos de más de 10 estudios diferentes. Su objetivo era determinar cuáles son los tipos más frecuentes de secretos y examinar si la presunción de que guardar secretos podría afectar negativamente a la salud física y mental de los individuos es cierta.

Una vez recopilados los secretos, presentaron los 38 tipos distintos a los 2000 participantes. Cada participante tenía que indicar cuál había sido su experiencia con cada uno de los elementos de la lista. Las opciones eran las siguientes: nunca habían vivido la experiencia; la habían vivido pero no la habían mantenido en silencio; la mantuvieron en secreto durante un tiempo pero luego la revelaron; la mantuvieron en secreto solo para algunas personas o, finalmente, guardaron el secreto para todos y lo siguen haciendo.

Lo que descubrieron es que, de media, cada persona estaba ocultando 13 de estos 38 secretos. 5 de los cuales nunca se los habían contado a nadie.

El estudio, que fue publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, abarcaba temas desde la infidelidad hasta secretos financieros. Los temas más frecuentes incluían deseos románticos ilícitos, conductas sexuales y mentiras.

Para Michael Slepian, profesor de la Escuela de Negocio de Columbia, lo que hace que un secreto sea un secreto es precisamente tu intención de esconderlo de otra gente. Aunque se trate de algo que nunca sale a la luz y nunca tengas que tratar de esconderlo de forma activa, sigue siendo un secreto. "Solo porque el objetivo de un secreto es ocultarlo, eso no significa que el secreto solo tenga lugar durante los breves momentos en los que necesitas esconderlo", afirmó.

 Según la investigación, guardar un secreto se percibe como una experiencia solitaria que, en muchos casos, se siente como un peso físico sobre el cuerpo. "En realidad, no encontramos muchas situaciones en las que tengamos que esconder nuestros secretos en relación con todas las veces que un secreto sólo entra en nuestros pensamientos e interfiere en nuestro pensamiento", dijo Slepian.

Aquellos que pensaban en sus secretos menos de una vez por semana tenían un índice de salud de 66/100 en comparación con el 49/100 de los que pensaban en ellos todos los días. Es decir, los secretos afectaban más a las personas conforme más frecuentemente pensaban en ellos.

Y no solo eso, en investigaciones anteriores los expertos se dieron cuenta de que, cuando algún secreto nos atormenta, todo en la vida nos resulta más complicado que de costumbre.

"Los secretos ejercen una atracción gravitatoria sobre nuestra atención, y es esa revisión cíclica de nuestros secretos la que explica los efectos nocivos que tienen en nuestro bienestar y en nuestras relaciones satisfactorias", incidió Malia Mason, coautora del estudio y profesora asociada de la Columbia Business School

El estudio ha descubierto un motivo más por el que guardar secretos disminuye nuestra calidad de vida: pensar en tus secretos es pensar en cosas sobre las que no estás siendo abierto y honesto en tus relaciones, y eso hace a las personas sentirse menos auténticas.

Sin embargo, no todo son malas noticias. "Si lo más perjudicial de todo es la forma en la que pensamos acerca del secreto, si pudiéramos conseguir que se pensara menos en ello o cambiara la forma en la que pensamos en el secreto, podría mitigarse ese efecto negativo", remarcó Michael Slepian, el autor principal del estudio y profesor de la Columbia Business School.

De momento, si quieres aprender un poco más acerca de la psicología del secreto, puedes probar el secretómetro de la Columbia Business School. Allí puedes comprobar si los secretos inconfesables se parecen a los tuyos. O cómo nuestras confidencias más íntimas cambian según la edad y el género.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar