PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Estas águilas están entrenadas para destruir los drones que fabrican los terroristas

H

 

En Francia han encontrado una nueva manera de luchar contra el terrorismo: con aves rapaces

J.C.S.

23 Febrero 2017 06:00

A principios de 2015, varios drones sobrevolaron el Palacio del Elíseo (la sede del Presidente de la República Francesa) y una zona militar restringida de Bretaña. No hubo ningún ataque, pero las alarmas saltaron en el gobierno francés.

De un tiempo a esta parte, los ejércitos de todo el mundo han comenzado a utilizar drones como las principales armas en los territorios civiles. Sin embargo, también han comenzado a ser utilizados por los terroristas.

Según informó Associated Press, los terroristas compran los drones en tiendas de juguetes y los modifican para convertirlos en armas o dispositivos espionaje. Hace unas semanas el ejército soldados iraquíes fueron atacados con una pequeña bomba lanzada con este método.

Así que cada vez más países están creando métodos para combatirlos.

El temor que surgió en Francia tras la amenaza de los drones, sumado a los ataques terroristas de Charlie Hebdo y la sala Bataclan, hizo que la Fuerza Aérea Francesa se pusiera manos a la obra. Y, después de sopesar varias alternativas, dieron con un método infalible para parar a estos robots: las águilas.



Inspirados por la policía holandesa, que presentó un experimento en el que un águila tumbaba un dron DJI Phantom, comenzaron a entrenar aves rapaces para el trabajo. Una de las claves es evitar derribar los drones con disparos, lo que puede ser peligroso en zonas pobladas. Lo explica un portavoz del ejército francés:

“Las águilas no solo pueden detectar un dron a miles de metros, sino que evitan el riesgo que representaría usar armas de fuego en zonas con mucha población o con mucho tráfico aéreo. Además, dado su tamaño y fuerza, están mejor capacitadas para este trabajo que otras aves rapaces que también podrían hacerlo, pero que pueden estar en desventaja frente a un dron que no sea pequeño”.

aguila dron derriba 

La primera camada está compuesta de cuatro águilas. Siendo francesas, no podían tener otros nombres: d’Artagnan, Athos, Aramis y Porthos.

Los mosqueteros aéreos comenzaron a entrenarse el pasado verano, picoteando la carne del dorso de los drones guiados por sus entrenadores. Toda la maquinaria utilizada está hecha de cuero y Kevlar, además de no incorporar material explosivo, así que los animales no han sufrido ningún peligro durante el entrenamiento.

Varios meses después de que iniciaran su las prácticas, las águilas ya están listas para pasar a la acción. Después de la primera camada, prepararán a nuevas aves para el ejército. Si actúan tan bien como lo han hecho hasta el momento, pueden ser un gran azote contra el terrorismo más radical.

[Vía The Washington Post]

share