PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La Agencia de Protección Ambiental estadounidense tendrá que someter a 'revisión política' cualquier información que quiera publicar

H

 

La EPA sufre un apagón informativo. Una directiva del nuevo Gobierno prohibe la distribución de notas de prensa, las actualizaciones de blog o los mensajes en redes sociales sin la revisión previa de personas designadas políticamente

silvia laboreo

26 Enero 2017 11:01

“Soy una gran persona en lo referente al medio ambiente. He recibido premios relacionados con el medio ambiente”.

Adivina, adivinanza. ¿Qué famoso político ha pronunciado recientemente esta frase? Aunque no te lo creas, estas palabras salieron de la boca del presidente estadounidense Donald Trump. El mismo que durante una reunión con los representantes de la industria del automóvil se refirió a sí mismo como ecologista.

Bonitas palabras que chocan frontalmente con sus actos. En concreto, con sus últimas medidas en contra de la libertad de información de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

Según informa Associated Press, la administración Trump envió a la EPA varios correos electrónicos en los que detalla prohibiciones específicas. Se prohíbe provisionalmente la publicación de notas de prensa, las actualizaciones de blog o mensajes en redes sociales de la agencia.

Además, Trump también ordenó la suspensión temporal de las actividades empresariales de la EPA, como la emisión de contratos o la asignación de premios y subvenciones.



Por otro lado, el Gobierno estadounidense demanda que los estudios y datos científicos de la EPA se sometan a revisión por parte de funcionarios políticos antes de que puedan ser hechos públicos. Ayer miércoles, el director de comunicación del equipo de transición de Donald Trump en la Agencia, Doug Ericksen, explicó que esta revisión también era extensible al contenido de la página web, detalles de pruebas del calentamiento global y sobre las emisiones de CO2 provocadas por el hombre.

Según empleados de la Agencia, estas restricciones superan las de la administración anterior. Sin embargo, Erickson ha querido quitarle hierro al asunto.

En una entrevista con Associated Press, el director de comunicación informaba que no se habían dado órdenes aún de retirar las menciones al cambio climático de la página de la EPA. “Estamos echando un vistazo a todo caso por caso, incluyendo la página web y si los asuntos climáticos serán eliminados”, dijo el director. “Obviamente, cuando entra una nueva administración es un tiempo de transición y tenemos que revisar la página web y las páginas de redes sociales, así como todo lo demás involucrado con la EPA”, aseguró.

Cuando fue preguntado acerca de los datos científicos recopilados por los científicos de la agencia, Ericksen aseguró que “todo está sujeto a revisión”.


Se prohíben las notas de prensa, las actualizaciones de blog o mensajes a cuentas de redes sociales de la agencia. Además, Trump también ordenó la suspensión temporal de las actividades empresariales de la EPA, como la emisión de contratos o la asignación de premios y subvenciones


Antiguos empleados de la Agencia han mostrado su disconformidad con las nuevas medidas. George Gray, ayudante de administración de la Oficina de I+D de la EPA durante la administración Bush, explicó que los estudios científicos se revisaban a niveles más bajos y que incluso cuando se hacía una revisión más exhaustiva, esta "no era para editar contenido", sino para que oficiales de distintos niveles estuvieran informados de los resultados de dichos estudios.

Además, el documento de integridad científica de la EPA incide en que los estudios científicos deben comunicarse eventualmente al público, los medios y al Congreso “sin compromisos por interferencias políticas o de otro tipo”, informa The Guardian. Este documento prohíbe de forma expresa cualquier medida dirigida a “coaccionar a los científicos para alterar datos científicos, hallazgos, opiniones profesionales o influir de manera inapropiada en los consejos científicos”.

Esta noticia del apagón informativo de la Agencia de Protección Ambiental se une a otra que salió a principios de esta semana y que también supone un desafío al medio ambiente en el país: la reautorización de las obras de dos controvertidos oleoductos en Dakota del Norte.

"Soy una gran persona en los referente al medio ambiente", decía hace unos días el nuevo presidente norteamericano. Después de leer esto, ¿estás seguro, Trump?




share