PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Esto es demasiado loco para ser real: han creado un Tinder para adoptar niños

H

 

Se llama Adoptly, y todo apunta que se trata de una sátira

J.C.S.

20 Enero 2017 13:01

Los trámites para llevar a cabo una adopción suelen ser engorrosos. Una decisión tan importante como de la criar a un hijo no puede ser tomada a la ligera, así que suelen surgir decenas de complicaciones por el camino.

Para paliar este “problema”, cuatro ingenieros de Silicon Valley han lanzado un proyecto en Kickstarter llamado Adoptly. Básicamente, funciona como Tinder. Tanto padres como niños huérfanos tienen un perfil propio. Si hay like mutuo, comienza un chat entre las dos partes, y tan solo se necesita un poco más de interacción para que acabe en adopción.

La idea ha generado tanta polémica como cabría esperar. Aun así, en los días que lleva en activo ha conseguido más de 4.000 dólares de inversores interesados en el proyecto. Está lejos de llegar a los 150.000 que piden para desarrollar la app, pero no deja de sorprender que haya tantas personas interesadas.


¿Se trata de un fake muy bien elaborado?

La idea parece tan loca que desde The Verge han planteado que se trate de un fake. Hay muchas evidencias de que podría ser más una crítica a las redes sociales actuales y no un proyecto real. Sin embargo, el cofundador Alex Nawrocki argumenta que es totalmente real:

“No estamos intentando hacer que la adopción sea una experiencia divertida ni burlarnos de ella. Es una industria poco atendida por el sector tecnológico, así que vimos una oportunidad única de ayudar a agilizar los procesos”.

No obstante, lo cutre que parece el proyecto hace que sea sospechoso. Ninguno de los cuatro miembros que aparecen tiene un perfil público en las redes sociales, por lo que no se descarta que sean actores. Tampoco existen cuentas de Twitter ni Facebook con el nombre de la empresa, y el vídeo promocional está tan repleto de tópicos que parece más una sátira que una idea real.

Los desarrolladores defienden que no existen demasiadas diferencias con las adopciones reales (al menos en Estados Unidos). Al final, son padres que visitan orfanatos y escogen al niño que más les gusta, por lo que no acaba siendo distinto de dar un like en Tinder.

De no ser una broma, la frialdad de la tecnología llegaría a un extremo insólito. Después de elegir nuestras relaciones a golpe de click, ahora también pretende dictar nuestros funerales e incluso quiénes van a ser nuestros hijos.

share