Actualidad

Descubren que un fármaco para el alzhéimer puede regenerar los dientes dañados

¿Adiós a los empastes?

Si nos sale una caries, sabemos que el dentista tendrá que ponernos un empaste. Lo tenemos muy asumido y damos por descontado que no hay otra opción.

Sin embargo, esto podría cambiar muy pronto gracias a un fármaco llamado Tideglusib. Originalmente destinado a tratar el alzhéimer, ahora se ha descubierto que también fomenta la regeneración de los dientes, reparando las cavidades dañadas.

Pero, ¿cómo funciona?

Científicos de King's College de Londres han descubierto que estimula las células madre que se encuentran en la pulpa dentaria para que así creen nueva dentina (el material mineralizado que hay debajo del esmalte). Algo que ya ha sido comprobado en pacientes de Alzhéimer.

BET movies teeth Keke Palmer brotherly love

Nuestros dientes son capaces de regenerar ellos mismos la dentina, pero solo una capa muy delgada. Lo suficiente para proteger la pulpa, pero no para que el diente pueda desarrollar todas sus funciones.

Tideglusib estimula las células madre que se encuentran en la pulpa dentaria para que así creen nueva dentina

Entonces, ¿cómo se utiliza Tideglusib?

Se empapa una esponja biodegradable en el fármaco y se coloca en una cavidad. A las 6 semanas ya habrá hecho crecer la dentina y habrá reparado el daño.

"La sencillez de nuestro enfoque lo hace ideal como un producto dental clínico para el tratamiento natural de grandes cavidades, proporcionando tanto la protección de la pulpa como la restauración de la dentina", dijo el autor principal del estudio, el profesor Paul Sharpe.

Esto podría suponer una solución mucho mejor que los empastes. Éstos están compuestos de calcio o de sicilio, por lo que, a diferencia del nuevo fármaco, no se desintegran y tampoco restauran los minerales de los dientes.

Los empastes también pueden fracasar o desencadenar una infección, algo que puede llevar a los dentistas a quitarlos y a tener que rellenar un área más grande que la que estaba dañada. Es por ello que, después de varios tratamientos, en ocasiones se ven obligados a sacar el diente.

A las 6 semanas el fármaco ya habrá provocado el crecimiento de la dentina y ha reparado el daño

"Crear un método más natural para reparar el diente no solo podría eliminar estos problemas, sino que también sería un tratamiento mucho menos invasivo para los pacientes", dijo el CEO de la Oral Health Fundation, Nigel Carter.

En ensayos con ratones se ha demostrado que el fármaco es capaz de "llenar todo el espacio dañado". En ensayos clínicos con pacientes de Alzhéimer se ha probado que su uso es seguro para las personas.

Así que podríamos verlo en clínicas dentales muy pronto y decir adiós a los empastes.

[Vía The Telegraph]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar