Actualidad

Cierra la última empresa que todavía producía cintas de vídeo VHS

Ah, ¿pero todavía se fabricaban?

Ya podemos dar el adiós definitivo al VHS.

Probablemente ya lo hicimos hace varios años, cuando llegó el DVD y nos hizo olvidar las cintas de vídeo, el hecho de tirarte media hora rebobinando una película y soplar el polvo filtrado para que funcionase correctamente.

Pero ahora ha llegado la hora de despedirse definitivamente. La empresa japonesa Funai Electronics, la última en producir este tipo de películas, ha anunciado que distribuirá el último lote de unidades el próximo 30 de julio.

La razón principal por la que justifican el cierre es la dificultad en la que se encuentran en la actualidad para obtener las piezas necesarias, obviando el hecho de que ya nadie utilice reproductores de VHS.

Una historia de imposición y superación que ha cumplido 40 años.

Con este anuncio se pone fin a más de 40 años de historia. En su mejor momento, Funai llegó a vender más de 15 millones de unidades anuales. El último año obtuvo 750.000 ventas, un número que, aunque advierte de que todavía existen fans incondicionales, la demanda ha decaído de manera espectacular.

La historia del VHS (que quiere decir "Video Home System") es de imposición y superación. Lanzado en 1976 por la nipona JVC, durante los años 80 compitió fervientemente contra la Betamax de Sony, ganando una batalla que le puso en lo más alto durante prácticamente dos décadas.

Sin embargo, cuando llegó el DVD en 1997, este pronto le ganó la partida. Era un método totalmente revolucionario, que digitalizaba todo lo analógico y daba la puerta de entrada al siglo XXI.

Para el año 2003, los DVD ya habían ganado la guerra y pronto las grandes empresas productoras de VHS abandonaron el mercado, dejando en pie tan solo a algunas rezagadas como Funai.

Retazos de una generación que nunca olvidará las horas que pasó delante de la tele.

Ahora, el Blu-ray se ha impuesto y el streaming está dejando atrás, incluso, al formato de compra-venta de películas físicas.

Pero se antoja imposible no sentir algo de tristeza con este anuncio. Aunque la última generación ya no haya convivido con ello, no somos pocos los que recordamos ir al videoclub a alquilar cintas de vídeo o pedir a nuestros padres que grabaran nuestro programa favorito en VHS cuando no podíamos verlo.

Son recuerdos que se marchan para dar paso a nuevos momentos. Retazos de una generación que nunca olvidará las horas que pasó delante de la tele.

[Vía Nikkei]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar