Actualidad

Parecía una empresa de Silicon Valley modélica, pero podría ser un infierno de acoso sexual

Batallas de penes, sexo en la oficina, fiestas, comentarios sexistas... una ex-empleada de UploadVR ha destapado lo que podría ser un flagrante caso de acoso sexual

RV RV

En un rincón de San Francisco, algunos de los mejores ingenieros de Realidad Virtual se reúnen periódicamente para desarrollar eventos, contrastar ideas y trabajar conjuntamente en la tecnología del futuro. A ellos les acompañan periodistas especializados en tecnología, profesores y emprendedores de un sector en potencia.

Todos se unen en UploadVR, un centro de coworking de Realidad Virtual con el objetivo de sentar las bases de esta tecnología revolucionaria. La empresa funciona tan bien que sus fundadores, dos jóvenes de 26 años, aparecieron en la revista Forbes como algunos de los jóvenes emprendedores más ricos de EEUU.

Pero, ahora, esta “encantadora” empresa debe hacer frente a acusaciones muy graves. UploadVR acaba de ser demandada por Elizabeth Scott, su antigua directora de medios digitales y sociales. Acusa a la compañía de acoso sexual y despido injustificado. Las alegaciones, recogidas por BuzzFeed, son perturbadoras:

Mujeres objetivizadas y acosadas

“Los empleados hombres declaraban cómo sus compañeras las excitaban sexualmente y lo difícil que era ser productivo cuando lo único que podían pensar era en tener sexo con ellas”.

“Avi Horowitz, un empleado, solía comentar lo atractiva que era una empleada, en presencia de la demandante. En una ocasión dijo que le había provocado una erección y que ‘tenía que ir al baño a frotarse’ para poder concentrarse”.

“Taylor Freeman, el fundador de la empresa, dio a conocer que no encontraba a Scott atractiva y que, por lo tanto, no podía usarla con fines publicitarios”.

“Los hombres de la empresa se separaron de las mujeres y se sentaron juntos en otra habitación, negando a Scott a sentarse con ellos. También se negaron a dejarla comer con ellos y no la incluyeron en correos electrónicos y reuniones importantes”.

Las mujeres de la empresa tenían que realizar ‘tareas femeninas’, incluyendo limpiar la cocina, llenar la nevera y ordenar su espacio de trabajo. También tenían que limpiar después de las jornadas, incluyendo en sus días de descanso”.

“Denominaban a las mujeres de la oficina ‘mamás’ que estaban allí ‘para ayudar a los hombres con lo que necesitaran’”.

Vía UploadVR

Batalla de penes

“Los empleados varones discutían sobre sexo en la oficina diariamente. Hablaban sobre sus hazañas sexuales descriptivamente delante de sus trabajadores. La vida sexual de Greg Gopman, en particular, era un tema recurrente. Los otros empleados hombres hablaban de cómo se negaban a usar condón y de tener relaciones sexuales con más de 100 personas”.

Fiestas desenfrenadas

“Antes de un viaje a Asia, los ejecutivos de la compañía enviaron un correo en el que explicaban que estaban tratando de conseguir ‘Samurai Girls’ –‘mujeres asiáticas sumisas’– para el viaje”.

“En una fiesta en una casa alquilada de Los Angeles, a la que Scott estaba obligada a asistir, un empleado invitó a strippers y prostitutas”.

“En una fiesta durante una conferencia en San José, Freeman forzó a Scott a salir de la habitación de ella para que él pudiera tener sexo con una mujer que trajo al evento”.

Sexo en la oficina

“Los trabajadores hombres tenían conductas sexuales explícitas en la oficina en presencia de la demandante y otras empleadas. Gopman trajo una compañera a la oficina y ella procedió a sentarse encima suyo a besarlo mientras estaban en el coworking”.

“Había una habitación que conocían como ‘kink room’ donde había una cama. Los empleados hombres la utilizaban para tener relaciones sexuales en ella. A menudo, se podía encontrar ropa interior y envolturas de preservativos allí tirados”.

 

UploadVR Lawsuit 5/27 by Nick Statt on Scribd

Ante la acusación, desde UploadVR han emitido un comunicado en el que se defienden de las acusaciones recogidas por los medios:

“No podemos hablar directamente sobre cualquier litigio pendiente . Lo que queremos expresar es que nuestros empleados son nuestro activo más importante y la única razón del éxito de esta empresa. Estamos comprometidos en la creación de una comunidad positiva de Realidad Virtual y Aumentada, así como dentro de nuestra empresa. Trabajaremos aún más para mejorar esa misión en el futuro. Estamos seguros de que la verdadera naturaleza de cómo tratamos a nuestros empleados y cómo operan nuestros líderes relucirá a través de esta desafortunada situación, y confirmará que todas estas acusaciones no tienen fundamento”.

UploadVR deberá escudarse muy bien para rebatir a la inmensa multitud de acusaciones que ha recibido. Una misión difícil para una empresa que podría perderlo todo a partir de este problema. Al fin y al cabo, depende al completo de las empresas con las que trabaja, y ni a Google ni a HTC le interesan que se les relacione con un supuesto caso de acoso sexual tan flagrante.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar