Actualidad

Un Victoria's Secret echó a todas las clientas negras tras acusar a una de robo

El vídeo del momento ha indignado a internet

Kimberly Houzah, de 27 años, estaba comprando en la tienda de Victoria's Secret en Oxford, Alabama, cuando una mujer de color fue acusada de robar.

Ante aquel incidente, la gerente pensó que la solución era echar a la posible autora del hurto y a las otras 2 clientas negras que había en la tienda.

Houzah era una de ellas. No la acusaron de robar, no registraron su bolso, pero le dijeron que se marchara sin ofrecerle ninguna explicación razonable. En cambio, todos los clientes blancos pudieron seguir con sus compras.

Aquel trato injusto le suscitó tanta indignación que compartió en Facebook un vídeo en directo para que todos vieran como estaba siendo víctima de un actitud racista. En éste se puede ver como la gerente del establecimiento le dice a otra mujer de color, que tampoco había cometido ningún delito,: "solo necesito que os vayáis". También se aprecia como los guardias de seguridad se acercan al lugar, como si fuese necesario llevárselas a la fuerza.

En el vídeo, Houzah expresó entre llantos lo ofendida que había quedado después de aquel trato. Se comprometió a llamar a la sede corporativa de la tienda para notificar el comportamiento racista del cual acababa de ser víctima. También prometió que nunca volvería a una tienda de Victoria's Secret aunque "solo me quede un último par en mis cajones".

Dijeron a las 2 otras mujeres negras de la tienda que se marcharan. En cambio, los clientes blancos pudieron seguir con sus compras

La gerente no tenía pruebas contra ellas, pero las invitó a irse. "No pudo decirnos por qué, pero nos echaron de la tienda". Houzah no conocía a esa mujer, pero también pagó las consecuencias de aquella acusación. "Porque vean a otra mujer negra robando, dan por sentado que yo y la otra mujer de color tenemos que estar aliadas".

El vídeo fue visto por un millón de personas desde miércoles pasado.

Ante esto, Victoria's Secret se defendió en un comunicado alegando que había "expresado nuestras sinceras disculpas" a Houzah. "Lo que pasó en nuestra tienda no debería haber ocurrido y no representa quienes somos ni lo que representamos. El empleado de la tienda involucrado en este asunto ya no trabaja en la empresa. Todos los clientes de Victoria's Secret, independientemente de su raza, han de ser tratados con dignidad y respeto en todo momento ".

Sin embargo, el daño ya estaba hecho y Houzah no se iba a dar por satisfecha tan fácilmente. El jueves decidió volver a la tienda con un grupo de seguidores para expresar su descontento, de acuerdo con Birmingham News. Los empleados no tuvieron más remedio que disculparse por lo ocurrido y, entonces, dijo al mismo diario que probablemente volvería a la tienda. Aunque no a la de Oxford.

"Estoy un poco mejor hoy. No puedo cambiar quien soy. Soy una mujer afroamericana y solo quiero que me traten como a todo el mundo", dijo el jueves.

[Vía The Washington Post]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar