PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

10 años de YouTube explicados a través de sus vídeos más influyentes

H

 

La plataforma audiovisual nació en febrero de 2005. Estos son los vídeos que la han convertido en el gigante que es hoy.

Natxo Medina

23 Febrero 2015 06:00

El mundo de 2005 no tenía mucho que ver con el de 2015. Internet y las redes sociales no eran todavía tan omnipresentes, y no tenían tanta influencia en nuestras vidas. Todo parecía ir un poco más despacio y nadie tenía la necesidad de estar todo el día conectado. Pero en febrero de ese año apareció un invento que cambiaría todo para siempre.

Una humilde plataforma llamada YouTube permitía subir tus propios vídeos a la red, contar tus propias historias y que todo el mundo las viera. Era el principio de un cambio enorme. Tan grande que casi nadie lo vio venir.

10 años después YouTube forma parte de nuestra vida tanto como el desayunar o hablar con los colegas, y "lo viral" está en el corazón de nuestra cultura. La plataforma acoge 300 horas de vídeos nuevos por minuto y tiene más de mil millones de usuarios registrados. Pero hasta llegar a este punto, han tenido que pasar muchas cosas. Estas son algunas de las más importantes.

1. Los primeros vídeos.

El 23 de abril de 2005 se subió el primer vídeo en abierto a la plataforma. Un chico explica a la cámara que está en el zoo viendo los elefantes. Una escena muy poco espectacular, pero que cambiaría nuestra forma de comunicar para siempre. De pronto cualquier persona con una cámara y una conexión a internet podía dirigirse al mundo entero para contar cualquier cosa. La rueda echaba a girar.

Al poco tiempo Youtube ya estaba funcionando como se preveía: una televisión en la que tú eras el jefe. una herramienta para que cualquier persona pudiera demostrar sus habilidades, hacer un poco el tonto o simplemente lanzar un mensaje al mundo que considerase importante. Empezaron a correr los primeros vídeos virales, las parodias y una nueva manera de comunicar.

Aquí tardamos un poco más en adoptar el invento, pero pronto también tendríamos nuestros particulares "cuentacuentos". Llegaban los primeros indicios de que algo parecido a la "fama youtuber". El chico que se marcó este célebre monólogo llegó a salir en la televisión, aunque sólo para desaparecer inmediatamente después.

2. Niños achispados.

Mientras tanto, al otro lado del Atlántico, un niño pequeño llamado David inauguraba no una sino dos de las líneas más recurrentes de los vídeos de Youtube: niños haciendo cosas divertidas y personas bajo la influencia de algún tipo de sustancia "misteriosa".

La visita de David al dentista, u otros vídeos hilarantes protagonizados por niños crearon de la nada todo un mercado en el que los padres competían por enseñar los vídeos de sus polluelos en busca del nuevo hit viral que les permitiera ganar unos buenos dineros. A los padres de Charlie, por ejemplo, la jugada les salió redonda.

Nosotros también tenemos nuestras propias versiones célebres del colocón de David. Aunque los nuestros están un poco más creciditos, y del dentista seguro que no vienen. Más bien del bar.

3. YouTube se llena de animales.

Primero fueron las personas. Pero pronto el reino animal reclamó su corona en la red. Aunque YouTube rebosa de todo tipo de bichos, hay dos que parecen haberse hecho con el dominio absoluto de la plataforma: los gatos y las cabras. Tal y como ocurre con los humanos, el fanatismo por estos animales va mucho más allá de la simple afición y se ha convertido en todo un negocio. Ejemplos: pronto Grumpy Cat tendrá su propia película, y el año pasado se lanzó un videojuego llamado Goat Simulator, cuyo nombre ya lo dice todo.

Una fiebre que empezó de la forma más inocente...

... Pero que en algún momento se nos empezó a ir un poco de las manos.

4. Gameplays y unboxings.

Conforme la cultura youtuber se va asentando, empiezan a surgir los primeros contenidos específicamente youtuberos. Poco podíamos imaginar en un principio que alguien pudiera ganarse la vida grabando vídeos en los que aparece jugando videojuegos o desembalando productos. Actualmente este tipo de vídeos mueven millones de visitas y cientos de miles de euros en beneficios.

El aumento de su popularidad ha ido de la mano de una progresiva sofisticación. Por ejemplo aquí vemos los primeros vídeos del gamer más popular del mundo, PewDiePie, y el más popular de España, El Rubius.

Unos años después, su vida ha dado un vuelco, pero la calidad de sus productos ha aumentado exponencialmente. El mercado ha crecido a la vez que la competitividad. Hoy muchos jóvenes quieren ser gamers como antes querían ser estrellas de cine o del rock.

En cuanto al unboxing, la fascinación por ver a gente abriendo cajas puede resultar extraña, pero viene de lejos. He aquí el primero del que se tiene constancia, y que data de 2006. Su encanto viene por un lado de nuestra pasión por el consumo, y también de que tienen un extraño efecto relajante.

Aunque nosotros siempre preferiremos a este mítico señor cabreado con Apple.

5. Políticos de risa.

Hoy la red es quizás el arma de comunicación política más potente. Tanto para transmitir ideas como para controlarlas. Es igualmente un canal idóneo para el humor de todos los colores. En ambos sentidos, la gente pronto vio en Youtube una herramienta llena de libertad, idónea para reírse de cualquier cosa, incluidos los dictadores más sanguinarios, sin tener que pasar los filtros de la censura o la audiencia.

¿Y qué pasa si a esta suma de humor+política le añades un poco de música? Pues que Internet se viene abajo. Es el mundo del mashup y el remix musical, tan abundante en Youtube que puedes perderte en él durante día.

Aunque hay que decir que esta tendencia tampoco es exactamente nueva. En 2006 ya habían puesto a Bush hijo a canturrear.

6. El cante y el baile.

Y es que como decimos, YouTube está lleno de música, y a veces ésta viene de los lugares más insospechados. Como por ejemplo un intento de violación frustrado. Un poco de autotune, y venga hit.

Aquí otro ejemplo, esta vez local y a ritmo de trap.

 

Y en cuanto a bailes virales se refiere, pocos hacen sombra al Harlem Shake, que desató la locura viral a principios de 2013 con tanta fuerza que entró en los medios de comunicación generalistas. Un fenómeno que demostraba a las claras que las redes eran las que estaban creando tendencia y todos los demás iban detrás como locos. Aunque hoy ya casi nos hayamos olvidado de él. Aquí el vídeo original...

... Y aquí el ejército sueco meneando el culo, millones de versiones después.

7. Las campañas virales.

Aunque para entonces ya sabíamos que además de risas, YouTube era una vía idónea para generar conciencia social, con una audiencia potencialmente universal. Cualquier campaña con mensaje que pretendiera llegar al corazón del mundo tenía que pasar por Youtube sí o sí. Un ejemplo claro fue el polémico vídeo sobre el jefe de la guerra Joseph Kony, que se había convertido en 2012 en un fenómeno de alcance universal, pese a que muchos ya entonces cuestionaban su validez.

A un nivel menos épico pero con igual alcance, el año pasado asistimos a la campaña del Ice Bucket Challenge, pensada para concienciar sobre la esclerosis lateral amiotrófica, y que tuvo a medio mundo echándose cubos de hielo por la cabeza durante todo el verano. Incluido Homer Simpson.

8. Las cifras astronómicas

Pese a su importancia, ninguno de todos estos vídeos influyentes han llegado (ni probablemente llegarán nunca) a hacerle sombra al que por ahora es el vídeo más visto de la historia de Youtube. Lo creó un coreano llamado Psy, que llegó a lomos de un caballo invisible. Y no es de extrañar que sea un video musical: 8 de los 10 vídeos más vistos de la plataforma lo son. Lo cual convierte a YouTube en la verdadera MTV de nuestros días.

Entre todos ellos acumulan miles millones de razones para no olvidar la verdadera importancia de un medio que ha transformado nuestro mundo más de lo que quizás nos atrevamos a pensar. Y que lo sigue haciendo día tras día, mientras todos estamos pendientes de cual será su siguiente movimiento.


Cuando las televisiones despertaron de su sueño, YouTube ya era el rey de un mundo nuevo



share