PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

La actriz de Hollywood que decidió engordar para alcanzar la fama

H

 

"¿Cómo puedo conseguir más risas? A lo mejor si estuviese un poco más gorda...". Y le funcionó

Elena Rue Morgue

06 Julio 2016 17:35

En la mente de Rebel Wilson más kg son sinónimo de conseguir más risas.

"Era como: 'Esa chica está consiguiendo muchas risas mucho más fácilmente que yo. ¿Por qué será?" comento Wilson, de 36 años, al diario The Telegraph hablando de su primera actuación junto a una actriz con más sobrepeso que ella.

"Porque no creo que haya mucha diferencia a nivel de talento. Y recuerdo pensar 'Creo que es porque está más gorda'. Y entonces no sé si fue algo súper consciente, pero pensé '¿Cómo puedo conseguir más risas? A lo mejor si estuviese un poco más gorda...' Y de repente estaba más gorda y haciendo comedia".



"Vi mi talla como una ventaja, mientras tantísimas mujeres lo ven como una desventaja"

Wilson, que achaca su aumento de peso a un desajuste hormonal, no lo consideró como algo negativo "Vi mi talla como una ventaja, mientras tantísimas mujeres lo ven como una desventaja".

Aunque Wilson ganó su fama como "Amy la gorda" en la película Dando la Nota, cuya tercera parte comenzará a rodarse este año, explicó que ha estado considerando bajar de peso.



"Me tomaré 6 meses libres y haré una transformación total" bromeó. "Pero entonces tantísima gente me dirá: ''No lo hagas!', pero yo pienso: '¿Y por qué no?' "

Es comprensible que a la actriz tenga ganas de sentirse dueña de su peso y de su cuerpo. Por cuestiones de contrato Wilson está obligada a mantener su físico igual para su papel de "Amy la gorda", así que lleva años sin tener la posibilidad de adelgazar aunque haya podido apetecerle.

Wilson no ha tenido miedo de hablar sobre su peso en el pasado. "Las chicas gordas hacen mejor comedia" dijo a Daily Life en enero de 2015. "No sé por qué. Quizá es porque a la gente le cuesta menos reír."

"Es muy complicado reírse de alguien que es muy atractivo, creo. Y normalmente esa gente tampoco tiene una gran personalidad de todas formas."



El mundo de la comedia es terriblemente sexista. Estamos a 2016 y todavía se cuestiona que una mujer pueda hacer humor de calidad. Es normal que Rebel decidiera engordar para triunfar en la comedia. Vivimos en una sociedad en la que la gente se sorprende cuando descubre que Charlize Theron es divertida y ocurrente, "¿Cómo es posible estando así de buena?".

Nadie espera que una mujer sea una buena humorista, y mucho menos si encaja en el estereotipo de mujer atractiva.

Aunque de primeras a muchas personas las declaraciones de Rebel puedan parecerle un desafío a la industria no estamos viendo más que una cara diferente de la misma lacra de siempre: el talento de las mujeres no se mide por el mismo rasero que el de los hombres. Con ellas, el aspecto físico siempre juega un papel esencial. Sea cual sea.



share