PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Violó repetidas veces a una desconocida en un parque horas antes de su boda

H

 

Después de horas golpeando, violando y torturando a su víctima, Derry McCann subía a Facebook fotos casándose felizmente con su novia embarazada

Elena Rue Morgue

03 Marzo 2017 12:20

Derry McCann, de 28 años, ya había estado en prisión por violación antes. "Me lo voy a pasar bien con esta", le dijo a un amigo antes de forzar a su víctima, una estudiante de derecho. "Dio caza a su víctima y se dedicó a degradarla física y psicológicamente", dijo el inspector Lee Davison. "Este hombre es un depredador vicioso y supone un riesgo extremo para las mujeres".



En el año 2006, el juez lo condenó de por vida con una pena mínima de 9 años, pero advirtió de que había "un elevado riesgo" de que volvería a atacar. A pesar de su opinión y la del detective, decidieron soltarlo. Puede que creyeran que se trató de un error de juventud, el fin y al cabo, McCann tenía entonces solo 17 años.

Por desgracia, el tiempo ha dado la razón al detective y al juez. El pasado 13 de enero, horas antes de contraer matrimonio con su novia embarazada, Derry McCann salió de caza por Victoria Park, al este de Londres.



"Rondaba la media noche, puede que un poco después. La víctima estaba caminando una distancia corta para llegar a su casa después de haber estado en una galería de arte socializando con unos amigos", explicó un policía. "Estaba a poco de ver la puerta de su casa. Rodeó el parque, no quería cruzarlo por miedo a que le pasara algo. Por desgracia, cuando estaba cerca de la salida del parque, el atacante la agarró del brazo la apartó y dio comienzo a su ataque sostenido y sistemático".



Según explicaron los agentes, la víctima fue "violada, golpeada y humillada". Durante dos eternas horas, se dedicó a jugar con ella. A torturarla psicológicamente. A cada momento le preguntaba qué creía que iba a ser lo siguiente que le hiciera. Cuando hubo terminado, McCan fotografió a la víctima y le dijo que debería darle las gracias por no grabarle un vídeo. Luego le robó el móvil y se marchó dejándola tirada en el parque. Horas después del ataque McCann contrajo matrimonio y se dedicó a compartir fotos de la ceremonia en Facebook como si nada hubiera pasado.



"Has hecho la más terrible de todas las cosas" le dijo el juez Martyn Zeidman a McCann. "Y, como comprenderás, vas a pasar en prisión mucho mucho tiempo".

McCann, de Bow, al Este de Londres, admitió los cargos por violación, abuso sexual con penetración y robo, y su sentencia será dictada por el tribunal de Snaresbrook Crown el 28 de abril.

share