PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

United Airlines impide la entrada de dos niñas a un avión por ir vestidas con leggins

H

 

La compañía aclaró el motivo, pero las redes se indignaron

PlayGround

27 Marzo 2017 13:45



Este domingo la aerolínea estadounidense United Airlines, prohibió a dos niñas subir a uno de sus vuelos por ir vestidas con leggins. Según explicó la activista Shannon Watts en su Twitter, un agente de la compañía les explicó a las chicas que tenías dos opciones: cambiarse de ropa o quedarse en tierra y perder su vuelo a Minneapolis.


"¿Un agente de embarque de la aerolínea United no está dejando embarcar a dos chicas de Denver a Minneapolis porque el spandex no está permitido?".


"Les está obligando a cambiarse de ropa o ponerse un vestido encima de los leggins, si no no podrán embarcar. ¿Desde cuándo United controla la ropa de las mujeres".


"La agente del vuelo 215 a las 7:55 dice que ella no hace las normas, que solo las sigue. Supongo que United no deja a las mujeres llevar ropa de deporte".


"Este comportamiento es sexista y sexualiza a las chicas jóvenes. Eso por no mencionar que sus familias estaban mortificadas e incómodas", dijo Watts en Twitter. "Como madre de cuatro hijas que vive y trabaja en pantalones de yoga, me gustaría saber cuántos chicos ha penalizado United por la misma razón. El padre de las chicas, al que le permitieron embarcar sin problema, iba vestido con pantalones cortos".

Después de la indignación mostrada por infinidad de usuarios en Twitter, United Airlines decidió responder. Y se cubrieron de gloria.


"— Wow, ¿ahora United está dictando qué pueden ponerse las mujeres en sus vuelos? ¿Qué está pasando?

— United Airlines tiene el derecho a rechazar pasajeros que no están apropiadamente vestidos por nuestro contrato de transporte".


Posteriormente aclararon que las niñas tenían un tipo de pasaje especial por ser familiares de algún trabajador de United. Las personas que viajan bajo estos términos tienen un código de vestimenta muy estricto que podéis consultar aquí.


"Las pasajeras de esta mañana viajaban con un pasaje especial para familiares de United que no cumplían con nuestra política de código de vestuario para beneficiarse de este viaje".

"Hay un código de vestuario para los pasajeros ya que ellos están representando a United Airlines cuando vuelan" añadió la compañía. "Un atuendo casual está permitido siempre y cuando tenga un aspecto limpio y de buen gusto para el entorno local". En un comunicado han querido aclarar que para sus clientes normales el uso de leggins está perfectamente aceptado.

Eso no ha servido para apaciguar los ánimos en las redes, donde muchos usuarios han mostrado su desacuerdo con las políticas de la empresa.


"Hay mujeres con leggins y trajes de baño en un reciente vídeo de United sobre seguridad".


"El único lugar del contrato de transporte en el que se menciona la ropa es tratando sobre seguridad. ¿Dónde son peligrosos estos leggins?".


"Ey, United, ¿sabes cómo acaba esto, verdad? Con imágenes de mujeres en leggins etiquetándoos en las redes sociales mientras vuelan con vosotros".


"Por favor, como hombre explícame como una niña de 10 años en leggins tiene un 'atuendo inapropiado'".


La autora Dana Schwartz fue una de las personas en posicionarse contra la actitud de la aerolínea, y decidió aprovechar la situación para pedirles a las mujeres de Twitter que explicaran la historia de la primera vez que se sintieron sexualizadas o avergonzadas por la ropa que llevaban.


"Señoritas, ¿cuándo fue la primera vez que os hicieron sentir avergonzadas o sexualizadas por lo que estabais llevando? Yo estaba en quinto curso, pantalones demasiado cortos".


"Era el penúltimo día antes de acabar el colegio. Hacía MUCHO calor. Era muy alta, así que todo me quedaba corto. Llamaron a mi madre para que me trajera unos pantalones.


Infinidad de mujeres respondieron a Schwartz contando sus experiencias, todas ellas tristemente similares.


"Quinto curso: mis pantalones de baile eran demasiado ajustados para el colegio. Octavo curso: mi amigas y yo llevamos calcetines y falda a juego. Nos obligaron a cambiarnos".


"A los 14 me dijeron que unas madres en mi pequeña ciudad estaban cotilleando sobre mí porque estaba enseñando un par de centímetros de mi abdomen. No siquiera había besado a un chico entonces".


"Una vez escuché a una madre en la iglesia preguntarle a mi hermana pequeña si iba a 'vestir recatada este verano o como su hermana Emily'".


"A los 10 años, en el recitar de baile de fin de curso nos tomaron las medidas al empezar el año y se negaron a dejarnos usar sujetador para bailar".


"Casi no me dejan participar en mi graduación de octavo porque mi vestido tenía unos tirantes que mostraban demasiado los hombros. 1981".

Parece que en 40 años las cosas no han cambiado demasiado.

share