Noticias

Scarlett Johansson admite que quizá no está hecha para la monogamia

"No creo que ser monógamo sea algo natural en las personas"

oi oi

Scarlett Johansson cuestiona la monogamia en el nuevo número de Playboy, en el que se abre con respecto a sus opiniones sobre las relaciones de pareja, el matrimonio y la maternidad.

Scarlett admite que empieza a dudar seriamente de si estamos realmente pensados para pasar con una persona el resto de nuestra vida. "No creo que ser monógamo sea algo natural en las personas" dijo la actriz. "Puede que haya estado atada a ello, pero creo que es mucho trabajo".

A sus 32 años, Johansson se ha casado dos veces. La primera con el actor Ryan Reynolds, de quien se divorció después de tres años de matrimonio. Ahora, según acaba de anunciar, se está separando de su segundo marido, el periodista francés Roman Dauriac, con quien tiene una hija nacida en 2014, Rose Dorothy.

"El hecho de que sea semejante trabajo para tantísima gente —para todo el mundo, de hecho— demuestra que no es algo natural", añadió Johansson. "Es algo por lo que tengo muchísimo respeto y en lo que he participado, pero definitivamente creo que va contra algún instinto que va más allá".

La actriz insiste en que solo aquellos que han estado casados pueden realmente comprender lo que está diciendo sobre el matrimonio. "Estar casado es diferente a no estarlo, y cualquiera que te diga que es lo mismo miente".

"Cambia las cosas. Tengo amigos que estuvieron juntos diez años y después decidieron casarse. Se lo pregunté el mismo día de la boda y después, y es diferente, siempre lo es. Es una responsabilidad preciosa, pero es una responsabilidad".

Johansson también compartió recientemente algunas de las dificultades de ser una madre trabajadora con una niña pequeña. Durante una charla en la gala de la Fundación Americana de Investigación sobre el SIDA en Nueva York Scarlett compartió que se topa con muchos de los obstáculos que cualquier otra mamá que trabaja.

"No profeso saber nada sobre la maternidad. Al menos, no más que el resto del mundo, pero ser una madre trabajadora es un reto increíble, y un increíble regalo" dijo. "Creo que siempre te sientes un poco culpable... tú estás trabajando y sientes que te estás perdiendo esos momentos especiales con tu hijo. Cuando estás con tu hijo, sientes que no estás esforzándote lo suficiente en tu trabajo. Es un equilibrio".

"Si una mujer con todos los recursos, como soy yo, está teniendo dificultades para gestionarlo todo, dice mucho del estrés que deben estar pasando las madres trabajadoras con menos facilidades".

[Vía Inquisitir]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar