PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Un estudio advierte de los riesgos que traerá el auge del sexo con robots sexuales

H

 

Los expertos advierten que los robots sexuales objetivizan aún más a la mujer

PlayGround

05 Julio 2017 13:05

VÍA GETTY

Los robots sexuales pueden arreglarnos la vida, mejorar nuestra vida sexual, aliviar nuestra autoestima… Las ventajas de irse a la cama con uno de estos aparatos parecen claras: son una alternativa real para personas mayores, con diversidad funcional o que encuentran traumáticas o complicadas las relaciones íntimas.

Sin embargo, el uso de robots también comporta riesgos severos, tal y como ha señalado un estudio reciente de la Fundación para la Responsabilidad Robótica (FRR) publicado este miércoles.

[Vídeo relacionado]



El estudio advierte que el uso de robots sexuales puede pervertir, en cierto sentido, relaciones humanas, así como los límites de consentimiento. El estudio también destaca que el uso de robots puede incrementar la objetivización de la mujer.

Si accedemos a cuerpos perfectos a cambio de un precio y esos cuerpos se dedican únicamente a satisfacer nuestro placer. ¿cómo sabremos cómo dar placer, nosotros? Lo olvidaremos. No nos hará falta. Y si, además, esos cuerpos no necesitan interacción, ni cariño, ni conversación, porque no lo necesitan, ¿cómo abordaremos relaciones humanes, reales?

Simplemente no sabremos. Nos convertiremos en torpes sociales. En narcisisitas sexuales. Trataremos al resto como robots. Las mujeres como robots.

“La tecnología nos ofrece muchos beneficios pero, como en todo, hay que buscar un equilibrio”, asegura el Dr. Aimee van Wynsberghe, co-director del FRR. “Para las personas que sufren algún tipo de discapacidad o para aquellos que han sufrido algún trauma sexual, estos robots pueden ser un instrumento beneficioso para ayudarles en su proceso de curación sexual”, explica.

El doctor apunta que esta herramienta —cuyos precios actuales oscilan entre los 5.000 y los 15.000 $,  por lo que aún están lejos de ser accesibles para el gran público— podría comportar una verdadera “revolución”, pero también subraya esos inconvenientes anteriormente mencionados que tienen que ver con la promoción de ideales de belleza artificificios. Y adivinad, sí, la mayor parte de esos robots... adoptan formas de mujer.

Captura de pantalla de Twitter

Por otro lado, los expertos advierten del riesgo de crear robots sexuales con rostros infantilizados para ayudar a tratar a los pedófilos.

Mientras que una parte de los expertos creen que el uso de robots sexuales infantiles puede servir para saciar las fantasías sexuales de los pedófilos, el profesor de inteligencia artificial y robótica en la Universidad de Sheffield (Reino Unido), Noel Sharkey, opina que estos robots “alientan la pedofília y hacen que sea aceptable el asalto a los niños”.

Lo cierto es que aún es pronto para saber el impacto real que puede tener su uso en pedófilos o en las relaciones humanas, sin embargo este estudio ayuda a comprender un poco mejor la complejidad de integrar unas herramientas de este tipo en las sociedades del futuro.

share