Noticias

Jornada de puertas abiertas en un burdel… para alimentar a niños pobres

Un prostíbulo en Nueva Zelanda, donde la prostitución es legal, quiere recaudar dinero para dar de comer a los niños de la zona con una jornada de puertas abiertas que ha escandalizado a la poblcación

  1. La premisa es sencilla. Hay una empresa en Nueva Zelanda que prepara un acto benéfico. Sin embargo, hay un pequeño detalle que ha escandalizado y dividido a la opinión pública... Se trata de un burdel.
  2. Shh... Adult Fun Spot es un prostíbulo legal en la ciudad de Hawera que, como cualquier otro negocio en la zona, paga sus impuestos religiosamente. Por eso, su responsable no entienden el revuelo que han levantado las buenas intenciones de su iniciativa.
  3. Nicky Hughes, propietaria del burdel, ha organizado un día de puertas abiertas con la finalidad de recaudar dinero para los niños de la localidad que pasan hambre.
  4. Como cualquier otra jornada de puertas abiertas, consiste en la entrada libre al local de todo ciudadano que quiera conocer, de primera mano, las inmediaciones y hablar con las empleadas sobre las idiosincrasias de su trabajo. Todo a cambio de una donación.
  5. El dinero recaudado irá a Kai Kitchen, una ONG local que se dedica a dar comida saludable a niños desfavorecidos.
  6. La iniciativa ha despertado las críticas de los que se niegan a que se produzca ninguna conexión, por muy casta que sea, entre la industria del sexo y la infancia. También, los más conservadores los acusan de querer aprovecharse de la situación para normalizar la imagen que se tiene de la prostitución.
  7. La propietaria del burdel —que además es miembro del comité de Kai Kitchen y conoce sus cuentas— ha declarado estar harta de que la gente malinterprete su negocio y ande por ahí cuchicheando sin conocer lo que critican.
  8. Así se le ocurrió la peculiar iniciativa benéfica.
  9. Por su lado, Rochelle Steer, fundadora de Kai Kitchen admite no importarle de donde venga el dinero mientras le permita poder alimentar a más niños. Ella misma tenía sus prejuicios con respecto al negocio de Hughes hasta que fue a conocerlo, e incluso ayudó a decorarlo.
  10. Una cosa está clara, el sexo vende y la organización necesita fondos. Lo que cabe preguntarse es, ¿qué es lo inmoral en esta situación? ¿Que el dinero que paga la comida de un niño provenga de un burdel, o que el niño se quede sin comer?

[Vía Guardian]

Dilema: ¿consideras ético recurrir a una acción así para recaudar fondos?

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar