PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Jennifer Aniston no puede más, y muchas mujeres saben cómo se siente

H

 

La actriz ha escrito un poderoso ensayo en el que ataca a la prensa y defiende a las mujeres

Elena Rue Morgue

13 Julio 2016 18:56

Aunque los fotógrafos nunca la deje en paz, Jennifer Aniston siempre ha preferido pasar de la prensa.

A lo largo de los años los tabloides la han emparejado, embarazado, y juzgado todo lo imaginable mientras ella mantenía las formas. Pero esta vez ha decidido hablar.

El resultado es un poderoso texto publicado en el Huffington Post en el que critica el trato injusto y las presiones a las que el género femenino se ve sometido desde la infancia.

"Para que conste: no estoy embarazada. Lo que estoy es harta. Harta de ese escrutinio y de ese afán por hacer sentir mal a alguien por su cuerpo con el pretexto de estar haciendo periodismo."



Cada día los paparazzis les esperan a ella y a su marido en la puerta de su casa. Los persiguen allá dónde sea para tratar de conseguir algo de carnaza. En cada "noticia" hacen patente cómo se percibe a la mujer en nuestra sociedad.

" Si para alguien soy algún tipo de símbolo, entonces soy un ejemplo de cómo nosotros, como sociedad, vemos a nuestras madres, hijas, hermanas, esposas, amigas y compañeras. La cosificación y el escrutinio a los que sometemos a las mujeres es absurdo y alarmante. La forma en que los medios me muestran es simplemente un reflejo de cómo vemos y describimos a las mujeres en general, con la vara de medir de unos retorcidos estándares de belleza."

Y nos recuerda que todos somos responsables del mensaje que estamos transmitiendo a las niñas.



"A veces los patrones culturales necesitan una perspectiva diferente para que los podamos ver por lo que realmente son: una aceptación colectiva... un acuerdo inconsciente. Somos responsables de este acuerdo. Las niñas de todo el mundo absorben este acuerdo, de forma pasiva o no. Todo empieza a una temprana edad. El mensaje de que las niñas no son guapas a menos que estén súper delgadas, de que no merecen nuestra atención a menos que tengan el aspecto de una supermodelo o una actriz de portada de revista es algo en lo que todos estamos implicados. Esta forma de condicionarlas es algo que las chicas llevarán consigo hasta la edad adulta."

Las celebrities no son más que una excusa para perpetuar este trato sexista e injusto hacia las mujeres.



"Usamos estas noticias de celebrities para perpetuar esta visión deshumanizadora de las mujeres que se centra sólo en la apariencia física, y que se ha convertido en el deporte favorito de los tabloides en cuanto a especulación. ¿Está embarazada? ¿Está comiendo demasiado? ¿Ha dejado de cuidarse? ¿Está su matrimonio contra las cuerdas porque la cámara detecta algún tipo de imperfección física?".

Critica que, mientras hay miles de noticias importantes que comunicar, muchos "periodistas" se dediquen simplemente a despellejar a las famosas.

"En medio de este aburrido ciclo sobre mi vida personal ha habido tiroteos, incendios, importantes sentencias del Tribunal Supremo, unas próximas elecciones y un sinfín de cuestiones dignas de ocupar los recursos de los periodistas".



Nosotros tenemos la responsabilidad de escoger que tipo de periodismo queremos o no consumir.

"Las prácticas de los tabloides no cambiarán, al menos no en poco tiempo. Lo que puede cambiar es nuestra conciencia (...) Tenemos que decidir hasta qué punto nos tragamos lo que nos venden (y hasta qué punto contribuimos a ello) y quizá algún día los tabloides se vean obligados a ver el mundo a través de unas lentes diferentes, más humanas, porque los consumidores simplemente han dejado de comprar esta mierda".

share