Noticias

Una madre comparte una sesión de fotos íntima e internet la ataca por ello

La sesión de fotos pretendía empoderar a una madre de tres bebés descontenta con su cuerpo pero la cosa acabó en escarnio público

mel mel

Mel se había convertido en madre de un niño y dos niñas gemelas en apenas 12 meses. Pero, cuando vio que la fotógrafa Tina Cary buscaba modelos para una sesión de fotos, se ofreció a participar junto a su marido.

Después de dos embarazos tan seguidos, su cuerpo había cambiado y aquella le parecía una buena forma de intentar reconciliarse con él y volver a aceptarse a sí misma.

A Cary le encantó la idea. Vio en el joven matrimonio una oportunidad única de fotografiar, en un solo disparo, amor, autoestima y la belleza de un cuerpo que atraviesa el posparto.

“Cualquiera que haya sido madre sabe que el sacrificio merece la pena pero eso no quiere decir que no sea difícil. La mayoría de los días, no tienes tiempo de pararte a pensar en tu aspecto físico pero, entonces, ves un reflejo fugaz de tu cuerpo en alguna parte y no te reconoces”, ha dicho la fotógrafa en un post de su blog.

En el caso de la fotografiada, un año después de su último embarazo, seguía sintiéndose insegura. Por el contrario, su marido la veía igual de bella que el día que se conocieron... Así que, harta de la situación, decidió que ya era hora de dejar todos esos complejos atrás y disfrutar al completo de un momento de su vida tan bonito.

Sin embargo, la sorpresa llegó una vez publicadas las fotos porque no fueron bien acogidas por todos... Tras ser publicadas en medios como el Huffington Posto el Daily Mail, los internautas consideraban que Mel estaba demasiado delgada para quejarse de su cuerpo y, ofendidos por el carácter intimista de las fotos, empezaron a llamarla “guarra” y “puta”.

Aunque Cary, por su trabajo, está acostumbrada a los trolls, le sorprendió tremendamente la manera en la que la gente se tiró,  como alimañas carroñeras, sobre las inseguridades de su modelo. Algo que dice haber afectado tanto a Mel que ha preferido no hablar con los medios.

“Me rompió el corazón. Al fin y al cabo, las inseguridades son algo muy personal y nadie puede decirle a otra persona cómo ha de sentirse con respecto a su propio cuerpo”.

Es por ello que la fotógrafa decidió postear una respuesta en Facebook para defender a su amiga y hacer que la gente "viera el amor" detrás de la sesión.

"Esta sesión se hizo para sanar así que ayudadle a sanarse. Va de una preciosa madre que está aprendiendo a aceptar y amar su nuevo cuerpo y un marido increíble que la ha apoyado a lo largo de todo el viaje. Es sobre mujeres uniéndose y aprendiendo a ser valientes y a tener confianza en si mismas y a quererse exactamente como son".

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar