Noticias

Encontró un tesoro de 400 millones, pero estará preso hasta decir dónde lo esconde

Tommy G. Thompson encontró "el tesoro más grande de la historia de América". Pero no parece dispuesto a decir dónde

oi oi

En 1857 el S.S. Central América naufragó a causa de un huracán en el sur de California. Con él, se hundieron 425 marineros y al menos tres toneladas de oro, que parecían haberse perdido para siempre en las profundidades del mar.

Fueron muchos los que trataron de encontrar los restos del desaparecido barco, pero tuvieron que pasar 130 años hasta que un joven ingeniero de Columbus, Ohio, llamado Tommy G. Thompson, fuese capaz de recuperar el tesoro.

Thompson construyó un robot submarino llamado Nemo para localizar el Central América, y luego buceó a casi 2.500 metros de profundidad y cogió el botín.

"Era un hombre tan atractivo como brillante, por lo que reclutó a más de 160 inversores para financiar su expedición" explicaba un artículo del Columbus Monthy. "Se pasó años estudiando el fatídico viaje del barco y desarrollando la tecnología necesaria para sumergirse en el océano más profundamente de lo que nadie lo había hecho para recuperar el tesoro".

En 1989, el equipo de Thompson encontró un botín formado por monedas y lingotes de oro valorado potencialmente en 400 millones de dólares. Según informó el Washington Post, se trataba del "hallazgo del tesoro más grande de la historia de América".

En aquel momento, Thompson fue considerado un emprendedor admirado, pero, pronto, algunos de sus inversores empezaron a pintarlo de una forma muy diferente.

En el 2000, dos de ellos lo llevaron a los tribunales acusándole de haber vendido casi todo el oro y haberse quedado con los beneficios. Después de mucho tiempo como fugitivo, Thompson fue arrestado en 2015 en un hotel en el que estaba hospedado con su novia.

Encontraron al cazador de tesoros, pero no pudieron dar con el tesoro. En abril de 2015 Thompson fue declarado culpable de desacato. Dijo que las monedas de oro estaban en Belize y acordó revelar su localización exacta, Pero no lo hizo.

El abogado de Thompson dijo que su cliente no podía recordar a quién le dio el oro. Un juez federal concluyó que el acusado estaba fingiendo problemas de memoria y lo encarceló en una prisión de Ohio hasta que dijese la verdad, y ya lleva un año encerrado.

"Quien sabe, a lo mejor tiene una epifanía", dijo el juez del distrito Algenon Marbley.

De momento el tesoro del S.S. Central América vuelve a estar desaparecido por segunda ver en dos siglos, y parece probable que el único hombre capaz de encontrarlo vaya a llevarse el secreto a la tumba.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar