PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Una mujer deja a su marido tras 22 años de matrimonio porque votó a Trump

H

 

"Me dejó completamente deshecha que fuese capaz de votar a Trump. Sentí que había estado engañándome a mí misma"

PlayGround

08 Febrero 2017 16:02

Siempre se ha dicho eso de que "De política y de religión mejor no hablar fuera de casa", pero en la América de Trump, si la gente quiere evitar que la sangre llegue al río con su propia familia, más les vale comerse con patatas la mitad de la frase y quedarse solo con el "De política y de religión mejor no hablar".

Y si no que se lo digan a Gayle McCormick, una mujer californiana de 73 años que decidió poner fin a su matrimonio de 22 años al enterarse de que su marido había votado a Trump.

Resultado de imagen de Gayle McCormick


McCormick, una guardia de seguridad retirada y que se autodefine como "demócrata tirado a socialista", se quedó atónita cuando su marido mencionó por casualidad durante una comida con sus amigos el año pasado que planeaba votar a Trump. Una revelación que describió como un "factor decisivo".

"Me dejó completamente deshecha que fuese capaz de votar a Trump" explicó McCormick. Hasta ese momento nunca se había planteado dejar a su marido a pesar de ser conservador y republicano, pero se sintió traicionada al conocer su apoyo a Trump.

"Sentí que había estado engañándome a mí misma" dijo. "Abrió una brecha entre nosotros a la que nunca me había enfrentado antes. Me di cuenta de lo lejos que había llegado aceptando en mi vida cosas que nunca hubiese aceptado de joven".

gayle-mccormick.jpg


A pesar de ser un caso extremo, la situación que ha vivido McCormick no es tan extraña.

Según una encuesta realizada por Reuters a 6.426 personas, las elecciones hicieron que las discusiones sobre política con amigos y familiares subieran de un 33 a un 39%. Un 13% confesó que incluso había llegado a romper su relación con un miembro de la familia a raíz de las elecciones.

A pesar de que los dramas de este tipo se estén repitiendo a lo largo y ancho de los Estados Unidos, hay que aclarar que no todos los hogares americanos se han convertido en un campo de batalla. Según la misma encuesta que hemos citado antes, el 40% aseguraba no haber discutido con ningún familiar ni amigo a causa de las elecciones o temas raciales.

[Vía The Independet]

share