Noticias

Hacer mil cosas a la vez para sobrevivir al trabajo

En realidad, solo un porcentaje muy privilegiado de población es 100% multitarea. Estos son sus rasgos

Sientes que ahorras tiempo. Estás en el baño y aprovechas para leer un documento, o trabajas mientras chateas y escribes dos emails. También consumes más de un medio de comunicación al mismo tiempo: teléfono y televisión.

Sientes que así no se te escapa nada, puedes con todo, pero llega el final del día y a veces no has terminado ni una sola de tus tareas. ¿Deberías terminar una tarea antes de seguir con otra? Puede, pero entonces no podrías estar tanto tiempo seguido trabajando.

Todas estas experiencias comunes parecen tener parte de razón. El centífico Allen Bluedorn, tras décadas de investigación, ha concluido que es una cuestión de preferencias: hay personas monocrónicas y personas policrónicas.

Loading the player...

Hay personas monocrónicas y personas policrónicas

Las primeras encuentran placer en terminar una tarea y pasar a la otra, mientras que los segundos se sienten mejor haciendo varias cosas al mismo tiempo.

La mayoría de veces no realizamos literalmente dos cosas al mismo tiempo (como hablar por teléfono y escribir), sino que en un mismo bloque de tiempo, vamos completando diversos trabajos hasta que están terminados.

El problema de este tipo de multitarea es el residuo de atención: cada vez que pasas de una cosa a la otra, tu mente aún está concentrada en lo anterior. Además, debes esforzarte por recordar en qué punto habías dejado esto antes. Eso aumenta tu carga cognitiva; es como si tu cerebro utilizara más memoria RAM.

La Universidad de Utah, por su parte, ha descubierto recientemente que u n 2% de la población son supertaskers ("super ejecutores"): capaces de dividir su concentración sin esfuerzo y sin que su rendimiento se vea afectado.

Así como la mayor parte de los estudios indican que, en general, somos más lentos y menos precisos en modo multitarea, el residuo de atención desaparece cuando hay presión.

Entretenerse durante una larga jornada parece una forma de resistirla

Es decir, cuando se acerca la hora de cierre, o de entrega, nuestra mente es capaz de trabajar de una forma mucho más efectiva y focalizada, de tomar decisiones rápidamente. Estamos mucho más concentrados.

Esa tensión no está presente, sin embargo, la mayoría de veces en el trabajo.

La novedad en los últimos estudios, centrados sobre todo en el teletrabajo y en la actividad de oficina, es que la distracción, las tareas más ociosas intercaladas en el trabajo, pueden resultar útiles.

El año pasado, un estudio en la Universidad de Florida demostró que pedalear ayudaba a muchas personas a realizar más rápidamente (y bien) una serie de ejercicios mentales.

La distracción, las tareas más ociosas intercaladas en el trabajo, pueden resultar útiles

La ciencia parece conformar la intuición de muchos: aunque nos agote, no podemos dejar de trabajar de esta forma, pero entretenerse durante una larga jornada parece una forma inteligente de resistirla.

[Via BBC]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar