Noticias

¿Por qué los padres millennial no quieren comprarles Barbies a sus hijas?

Barbie ha cambiado su figura, pero Mattel tiene otro gran problema que solucionar

oi oi

Después de ver como sus ventas descendían año a año desde 2009 en Mattel vieron claro que era hora de escuchar las críticas y hacer cambios.

Durante los casi 60 años que Barbie llevaba en las estanterías de las tiendas nunca había tenido una transformación tan grande como la de 2016.

Barbie pasó de ser una a ser muchas: las nuevas Barbies tienen diferente talla, estatura y etnia.

Barbie pasó de ser una a ser muchas: las nuevas Barbies tienen diferente talla, estatura y etnia. Pero si pensaban que diversificando la apariencia de Barbie iban a solucionarlo todo, estaban equivocados.

El problema de Barbie no es solo que lleve décadas perpetuando en las niñas unos ideales de belleza inalcanzables. El otro gran lastre de Barbie es que es superficial, es materialista. De hecho, el nombre escogido para esta nueva colección ha sido Barbie Fasionista.

Los investigadores de Mattel se encontraron con que cuando la gente piensa en Barbie inevitablemente piensan en el descapotable rosa, la mansión y el armario lleno de zapatitos de tacón. Barbie tiene mucho más de ama de casa de Beverly Hills que de chica de a pie.

Barbie tiene mucho más de ama de casa de Beverly Hills que de chica de apié.

Y los ejecutivos saben que esto es un problema. Mientras que para los padres de la Generación X tener a sus hijas jugando con muñecas no era un problema mientras estuvieran entretenidas, para los millennials es importante que los juguetes tengan un propósito y un significado.

Así que Mattel tuvo que dar otra vuelta de tuerca a sus estrategias de marketing y comunicación: necesitaban que se convirtiera en un juguete que se relacionase con la imaginación y la creatividad.

Hasta ahora, la publicidad de Barbie había ido siempre dirigida a niñas de entre 5 y 7 años. En sus spots simplemente se mostraba el juguete, sus complementos y cómo jugar con ellos. En su nueva estrategia, han decidido hablar directamente a los padres y plantearles a Barbie como un referente para que sus hijas sientan que pueden ser todo aquello que deseen.

Barbie está intentando enmendarse reinventando a su icónica muñeca en la piel de nuevas profesiones: ahora hay un grupo de Barbies espías, una programadora de videojuegos, una presidenta y una vicepresidenta. Bajo el hashtag #YouCanBeAnything están tratando de empezar a construir un nuevo rumbo para la marca.

Pero, a pesar de los lavados de cara, los cambios de look y los lemas con un trasfondo más progre, ¿serán capaces de cambiar la percepción de Barbie como un perpetuadora de los estereotipos de género?  

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar