Noticias

Apple patenta una tecnología para impedirte filmar los conciertos con el móvil

¿Avance o retroceso?

oi oi

Ahorrar para la entrada, tirarte meses esperando que llegue el día, pasar cuatro horas haciendo cola para intentar pillar buen sitio y, cuando llega el momento, hay 250 cantamañanas tapándole la cara a tu cantante favorito con sus móviles.

Te toca los cojones. A ti, y a muchos artistas también. Hace poco Adele se mosqueó bastante con una fan en su concierto de Verona y acabó pidiéndole que dejase de grabarla. El verano pasado el actor de Sherlock, Benedict Cumberbatch, pidió al público que no sacasen los smartphones de sus bolsillos cuando fueran a verle al teatro.

Ahora, Apple ha dado un primer paso para acabar con ello.

Apple acaba de patentar una app que permitirá bloquear las cámaras de sus dispositivos durante los conciertos.

La empresa americana acaba de obtener una patente para una tecnología que le permitiría deshabilitar las cámaras de sus dispositivos mediante un sistema de detección de infrarrojos.

La tecnología tiene múltiples usos pero, en el caso de los conciertos, unos transmisores de infrarrojos enviarían señales que deshabilitarían tu cámara cada vez que la sacases para hacer una foto o grabar un vídeo.

De esta forma se podrá controlar que los usuarios de Apple no capturen imágenes de los espectáculos a los que asistan como público.

La noticia ha suscitado reacciones dispares. Algunos ven en la app una forma devolver a los fans (aunque de manera forzada) la sensación de disfrutar de la música en directo como antes, sin distracciones. Otros sienten que estas herramientas de control atentan contra su libertad de escoger cómo disfrutar de un espectáculo por el que han pagado una entrada.

Entre los propios artistas también hay discrepancias sobre si el uso de smartphones durante los conciertos tiene una repercusión positiva o negativa. En contraposición con los casos que hemos citado unos párrafos más arriba nos encontramos con ejemplos como el de Radiohead, que anima a su público a que compartan su experiencia en las redes a través de su teléfono.

La gran defensa que la marca puede hacer de esta app son los diferentes enfoques que se le pueden dar a su tecnología. La alternativa más interesante es poder utilizarla para complementar información a nivel cultural. Estos infrarrojos podrían instalarse en museos para enviar a la gente información útil en el mismo instante en el que se encuentren frente a una obra de arte.

Sea como fuere, tendremos que esperar a que la aplicación se ponga en marcha para comprobar cuál es la repercusión que esta iniciativa tiene en el sector cultural.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar