PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Dos nuevos estudios señalan que los alucinógenos podrían prevenir el Alzheimer

H

 

Tanto el cannabis como la ayahuasca podrían ser clave en el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas

Elena Rue Morgue

01 Julio 2016 14:12

Un nuevo estudio considera que los cannabinoides como el THC podrían ayudar a prevenir el Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer está estrechamente relacionada con la acumulación de proteínas beta-amiloides. Cuando estas proteínas forman placas pueden dañar las neuronas e, incluso, hacerlas desaparecer. El resultado es que regiones clave del cerebro como el hipotálamo puede acabar mermando, generando grandes daños en la memoria y el aprendizaje.



"Las sustancias similares al THC pueden proteger a las células cerebrales de morir".

Parece que el THC podría ayudar a eliminar estas placas de proteína del cerebro. A hacerlo, podrían proteger a las neuronas de morir para, finalmente, prevenir la demencia.

El gran problema para los expertos que buscan la cura del Alzheimer es que los mecanismos exactos mediante los que estas placas acaban por matar estas neuronas siguen siendo casi un misterio.



Para investigarlo, los científicos desarrollaron una línea de células nerviosas programadas para producir niveles altos de beta-amiloides y observaron que estas placas producían neurotoxinas que inflaman los tejidos.

Aquí es donde la marihuana entra en juego. Como investigaciones previas ya habían revelado que los endocannabinoides (los cannabinoides que se generan naturalmente en nuestro cuerpo) tienen potencial para reducir la inflamación, el equipo decidió probar a tratar estas neuronas con THC, el psicoactivo presente en la marihuana.


Al hacerlo, este químico detuvo de forma muy efectiva el ataque de las placas, bajando los niveles de inflamación y eliminando grandes cantidades de beta-amiloides. En consecuencia, las células podrían sobrevivir durante mucho más tiempo tras haber sido tratadas con THC.

El coautor del estudio, Antonio Curraias, declaró que "había quedado claro que las sustancias similares al THC pueden proteger a las células cerebrales de morir".

El cannabis no es el único alucinógeno con potencial para prevenir el declive cognitivo. La medicina tradicional amazónica lleva cientos (puede que miles) de años utilizando sustancias alucinógenas como cura física y psicológica. Ahora la medicina occidental está estudiando su uso potencial para luchar contra las enfermedades neurodegenerativas.



El Programa de Investigación Beckley/Sant Pau, en colaboración con el Consejo Español de Investigación Médica, han revelado que el DMT, el psicoactivo presente en la ayahuasca, puede estimular el nacimiento de nuevas neuronas.

Uno de los daños que frecuentemente sufren los enfermos de Alzheimer es una disminución significativa en el volumen del hipocampo (el área del cerebro responsable del aprendizaje y la memoria). El equipo de investigadores liderado por Jordi Riva se propuso estimular el desarrollo de células del hipocampo para después madurarlas usando dos componentes presentes en la ayahuasca: la harmina y la tetrahidroharmina. Los resultados del experimento no pudieron ser más satisfactorias.

Se abre así una nueva vía de investigación para la cura de enfermedades asociadas a la muerte neuronal como el Alzheimer.

share