PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Studio

Acusan a Vogue de “adelgazar” digitalmente a la modelo plus-size Ashley Graham

H

 

¿Otro Photoshop fail?

Elena Rue Morgue

10 Febrero 2017 16:55

Para su número de marzo, Vogue decidió apuntarse a la tendencia generalizada abrir un poco los hasta ahora rigidísimos cánones de belleza aprobados por la industria de la moda. Para ello, seleccionó a varias de las top models del momento que, en su conjunto, recogían muestran un abanico de rasgos, tonos de piel, ojos y cabello que con los que han pretendido mostrar que desde el imperio Vogue celebran "todos los tipos de belleza".

Entre modelos-celebrities como Kendall Jenner y Gigi Hadid posaba también Ashley Graham, una de las modelos de "talla grande" más reconocidas de los últimos años y primera mujer plus size en ser portada de Sports Illustrated.



De primeras, todo el mundo estaba muy contento con la decisión de Vogue, "¡Joder, al fin un poquito de variedad en las revistas de moda!". Hasta que la gente empezó a fijarse con un poco de detenimiento en la foto y vieron un detalle un tanto raro, "¿Ey, pero qué le pasa a la mano de Gigi Hadid?", y los comentarios en las redes empezaron a ser de cabreo.



Si observáis la imagen podréis notar como tanto el brazo como la mano de Gigi Hadid tienen un aspecto extraño, como si los hubieran alargado. Parece que esto es consecuencia de un becario photoshopeando regular para conseguir que Graham, que siempre se ha mostrado muy orgullosa de su talla y su figura, parezca más delgada.


@voguemagazine

Una foto publicada por A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) el


En las redes también se ha comentado que Graham es la única modelo que posa con su brazo en el muslo, y han cuestionado si es que la modelo se sentía insegura rodeada de chicas tan delgadas y sintió que debía taparse o si desde la publicación la obligaron a ello para disimular sus curvas. Graham ha aclarado en un post de Instagram este punto en particular, "Elegí posar así... nadie me dijo nada".

Ashley también ha compartido la imagen en sus redes por lo que no parece tener nada en contra de las ediciones que la revista ha decidido hacer sobre la imagen original.



share