PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Cerrar

Playground magazine

Discos

Álbumes

Bunny | PlayGround | Albums musica

Simon Scott

Bunny

7.8

Artista: Simon Scott

Sello: miasmah

Por:



MIASMAH

Simon Scott formó parte de los míticos Slowdive, posiblemente la banda shoegaze más importante de la historia si jamás hubiera existido My Bloody Valentino, y eso tiene que marcar la carrera de uno necesariamente. Slowdive eran oceánicos, inmensos, su mirada era pura y dirigida hacia un horizonte de belleza, con voces mansas y suspiros alargados/aletargados, y cuando Scott reapareció como músico en solitario con su álbum para Miasmah, el sello de Erik Skodvin (Deaf Center), todavía quedaba mucho de Slowdive en su manera de entender la música. Las breves aventuras de Seavault y Televise no le habían funcionado, pero con los drones ondeantes y la afectación neoclásica de “Navigare” (2009) todo era como volver a comenzar. El material que fue llegando después era una valiosa aportación a la nueva ola de ambient con cuerdas trémulas y tristeza a flor de piel, desde el mini-LP “Traba” en Immune al blanco cegador y frío del single “Nivalis”.

Con “Bunny” esperábamos más de lo mismo –o sea, el mismo candor y la misma sensación de estar flotando a la deriva en un mar interminable, tan hermoso como letal–, pero al final ha resultado ser un asunto diferente, algo que enriquece el discurso de Scott y obliga a los que le venimos siguiendo desde su reaparición a estar alerta y no dar nada de lo que venga con su firma por sentado. Aunque el punto de partida ingrávido se mantiene, los elementos que dan forma a los ocho temas son de mayor masa y densidad, y en cierta manera se puede apreciar un giro hacia el lado oscuro. No es un álbum de mal rollo, ni está influenciado por el noise y el metal, pero sí que cobran un papel más decisivo recursos estéticos como baterías a contrapié como las del jazz, líneas de guitarra eléctrica que, como las de “Radiances”, dominan todo el espectro, y subidas de la marea electrónica que traen residuos del fondo de su sonido hasta la superficie. “Bunny” está más cerca del jazz noir de bandas como Bohren & Der Club Of Gore o Kammerflimmer Kollektief que de los lagos cristalinos de Bvdub, y por ser tan inesperado, su primer impacto es todavía mayor. No desentona, y a la vez se reinventa sin miedos ni dudas.

Sólo un tema da sensación de paz y calor: “Honeymoon”, el más próximo al viejo Simon Scott de vastas extensiones de ambient reflectante como un espejo. Lo que hay antes y después se puede describir como punzadas de contrabajos nocturnos y cuerdas clásicas en su textura más expresionista (“Gamma”), distorsiones que no hunden el dedo en la llaga pero que provocan un chispazo de dolor (“Drilla”), soundscapes cinematográficos para documentales sobre los peligros de la Antártida (“AC Waters”) o jazz hipermoderno para chill outs siderales en zonas del cosmos extraordinariamente frías (“Labano”). Un avance por su parte que ha dado pie a este “Bunny” que, con el tiempo, será comprendido como un álbum de culto.

Robert Gras


Simon Scott - Radiances

Por:
blog comments powered by Disqus
Contenido Relacionado

Álbumes Simon Scott - Below Sea Level

Noticias Llega el segundo volumen de los recopilatorios Air Texture - Nueva entrega comisariada por Loscil y Rafael Anton Irisarri

Últimos discos