PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Cerrar

Playground magazine

Noticias

Actualidad

Señora madurita busca gigoló chuloputas para coito ocasional: grandes risotadas en el estreno de QQCCMM

Cuatro estrenó ayer "Quién Quiere Casarse con Mi Madre", spin off delirante, decadente y en versión MILF de QQCCMH, y no sólo los datos de audiencia la avalan: también el histriónico nivel de comicidad. Lagrimones a tope.

Por: ,
Señora madurita busca gigoló chuloputas para coito ocasional: grandes risotadas en el estreno de QQCCMM | PlayGround | Actualidad Musical

1. Cuatro no ha dejado pasar ni una semana entre la despedida de la tercera temporada de “¿Quién Quiere Casarse Con Mi Hijo?” y el estreno de la primera de “¿Quién Quiere Casarse Con Mi Madre?”, la versión MILF del formato estrella de la cadena de Mediaset. Aun a riesgo de quemar el producto, la decisión tiene sentido: por un lado se aprovecha la fidelidad creada con su público en las últimas semanas –a veces un parón se te puede volver en contra–; por el otro, el recuerdo aún caliente y reciente del programa solo hace que reforzar el alto grado de delirio y paroxismo televisivo que alcanza esta relectura con maduritas como protagonistas. A pesar del cambio de día en la parrilla –ahora los martes–, el dato de audiencia cosechada, un 9% de share, respalda su apuesta: sin humoristas ni actores cómicos al frente, “QQCCMM” nos arrancó más carcajadas que el estreno de “Me Resbala” o de “Con El Culo Al Aire”.

QUIÉN QUIERE CASARSE CON MI MADRE

2. A “¿QQCCMM?” no hay por dónde cogerlo, pero en el mejor sentido posible de la expresión: a un punto de partida ya dantesco –señoras ya con una edad en busca de gigolós que financien sus caprichos, que no es lo mismo que post adolescentes en busca de un ligue– se le suma el elenco de pretendientes, bonita radiografía de la gentuza que habita en España. Paletos, freaks, chuloputas, raperos, moteros, cantantes frustrados, humoristas fracasados y demás fauna de la piel de toro desfila por el programa con la intención de conquistar a una mujer que no sabemos si está igual de mal o incluso peor que sus candidatos. La diferencia de edad con respecto a los integrantes de “¿QQCCMH?” es un factor clave del programa: no es lo mismo ver cómo hace el ridículo un chaval de 25 que un señor de 45. Y mucho menos si éste es plenamente consciente de su decadencia, como es el caso de la gran mayoría de aspirantes. Lo mejor de “¿QQCCMM?” es que a los diez minutos ya teníamos claro en casa que no existe la menor posibilidad de que llegue a constituirse una sola pareja. O mejor dicho: una sola pareja entre aspirante y madre.

 

QUIÉN QUIERE CASARSE CON MI MADRE

3. Falta ver cómo evoluciona en las próximas semanas, pero en su estreno quedaron claras las intenciones de sus responsables: extremar al máximo el carácter cómico del programa y dejar de lado definitivamente cualquier conexión o noción cercana al reality show, que tanto a ellos como a nosotros nos importa ya bien poco. Todo es mentira, todo es falso, todo está impostado, todo está al servicio del show, pero el show, convertido ahora sí y de forma clara y abierta en una comedia de situación con actores no profesionales, es inapelable, uno de los productos mejor hechos de la parrilla actual, ahí donde el delirio, la estética kitsch, el humor nerd y la parodia de la parodia de la parodia se dan la mano entre loops visuales, efectos de sonido de aplauso y gags involuntarios. Televisivamente, una pieza de orfebrería incluso superior a sus predecesores junior. El único programa del momento, diría, en que la post-producción marca la pauta, resalta personajes, define el contenido y condiciona por completo al espectador: más elaborado, ingenioso e hijoputa que nunca, el montaje es capaz de convertir una escena absurda de ligoteo cerdo entre un rapper freak –grande Dinger de Kentucky Fried Niggas– y una MILF pija venida a menos en uno de los momentos más memorables de la semana televisiva.

QUIÉN QUIERE CASARSE CON MI MADRE

blog comments powered by Disqus
También te gustará
10 series de TV que no he visto, pero me han contado | PlayGround | Noticias Indie
Columns

10 series de TV que no he visto, pero me han contado

Corren tiempos extraños para la conversación: hoy el que más habla es el que ‘menos’ cosas hizo anoche. O como dice Kiko Amat, puedes entrar en una bodega y ponerte a contar que ayer reflotaste el Ti...

El club de los poetas millonarios de la tele | PlayGround | Noticias Indie
Breaking News

El club de los poetas millonarios de la tele

Quizá sea este el momento de decidir por qué lado de nuestro sentimiento bipolar nos decantamos: o comulgamos sin rechistar con la precariedad de nuestro género... o huímos a buscar el calor dorado de...

Últimas noticias