PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Cerrar

Playground magazine

Articulos

Entrevistas

Lana del Rey: “Todavía intento encontrar una explicación al odio que tanta gente siente hacia mí”

Una conversación íntima con Elizabeth Grant sobre la fama, el odio, la generosidad y la vida de una pop star que nunca soñó con serlo

Por: ,
Lana del Rey: “Todavía intento encontrar una explicación al odio que tanta gente siente hacia mí” | PlayGround | Articulos Musica

Durante su paso por Sónar, pudimos compartir unos minutos con Lana del Rey. La artista se mostró sincera y vulnerable, como una joven frágil que agradece todas las muestras de amor recibidas y que no acaba de comprender muchas opiniones adversas contra ella.

lana_250612_1340646698_96_.jpg

10:45 de la mañana. Recibo una llamada que me confirma que en apenas una hora y cuarto tendré la oportunidad de preguntarle durante quince minutos a Lana del Rey todo lo que quiera. Con el café a medias y sin apenas tiempo para preparar nada, me dirijo a un hotel del Eixample barcelonés donde Elizabeth Woolridge Grant (la mujer detrás del personaje del año) reposa horas antes de enfrentarse a su primera cita multitudinaria en el marco del Sónar. Sobre su vida se ha escrito de todo. Y peor aún, se ha faltado en numerosas ocasiones a la verdad. Así que la oportunidad se antoja como una ocasión irrepetible para conocer a la persona que se esconde detrás de este fenómeno del pop melodramático para las masas.

Con una camiseta de tirantes azul, su característico pañuelo atado al pelo, un crucifijo colgando del cuello y unos ajustados tejanos que dejan entrever su estupenda figura, la neoyorquina se excusa por el olor impregnado de nicotina que ha dejado en la habitación mientras aguardaba mi llegada. Muestra una perfecta sonrisa tatuada en la cara. Se le ve feliz, con ganas de hablar y, lo mejor de todo, cercana, sin alimentar esa imagen de femme fatale que explota en sus instantáneas promocionales y videoclips a raíz del álbum “Born To Die” (Universal, 2012). Tan pronto empezamos a charlar, deja florecer su vulnerabilidad: la de una joven de 25 años que podría ser perfectamente tu vecina o tu amiga y que, de la noche a la mañana, ha tenido que enfrentarse a la mirada del público, a menudo demasiado cruel. Eso es precisamente Lana del Rey: el alter ego de una artista que quería que se escuchara su música y desconocía cómo de ingrato puede ser este negocio en el que las mujeres tienen que lidiar con la envidia y batallar con titulares sensacionalistas. Juzguen ustedes mismos. Esto es lo que dio de sí la conversación desde que la grabadora empezó a rodar.

"No escribí “Video Games” con la intención de que fuera un éxito. Dura casi cinco minutos, es muy suave... No es precisamente el paradigma de una canción que vaya a triunfar"

Desde que subiste “Video Games” a tu cuenta de YouTube, en agosto de 2011, la bola de nieve de Lana del Rey se ha ido haciendo cada vez más y más grande. ¿Te esperabas tal repercusión o eres la primera sorprendida de toda esta locura que has generado en tiempo récord?

Hace apenas un año nunca me hubiera imaginado todo esto. Aunque, siéndote sincera, la verdad es que pensaba que sería diferente. Estuve mucho tiempo escribiendo el disco en Nueva York sin pensar en que las canciones gustarían a tanta gente. Supongo que al final han acabado calando hondo porque todo está escrito desde el corazón y es muy sincero y dramático, al menos para mí.

lana2_250612_1340652627_96_.jpg

Se han escrito tantas cosas sobre ti que desconozco realmente cómo era tu día a día cuando eras una persona anónima. ¿Trabajabas? ¿Estudiabas?

Hice muchas cosas. Durante diez años he estado muy comprometida con mi comunidad de Brooklyn llevando a cabo diversas labores de voluntariado. Coincidió con el momento en que dejé de beber hace una década y decidí dedicarme en cuerpo y alma a ayudar a la gente que lo necesitaba. También combiné el trabajo con mis estudios de filosofía.

¿Terminaste la carrera o te queda alguna asignatura pendiente?

Sí, la terminé. Desde 2008, además, estuve componiendo mi primer disco con David Kahne [nota: aquel “Lana Del Ray a.k.a. Lizzy Grant” que tantos ríos de tinta ha hecho correr] y me mudé una temporada a Nueva Jersey para trabajar con él. Era otro tipo de vida. Hacía lo que quería, ¿sabes? Sentía mucha paz conmigo misma al estar acompañada de mis amigos y la gente que realmente quiero.

¿Desde que empezaste en el mundo de la música has podido llevar realmente todas las riendas de tu carrera?

Sin duda. ¿Aunque estoy realmente contenta acerca de cómo están yendo las cosas? No, no del todo. Siento que lo he hecho bien hasta el momento: las canciones las he escrito y las he tirado siempre adelante por mí misma. Ese aspecto me hace feliz. Pero del resto no estoy tan segura. ¿Entiendes lo que quiero decir?

"No me preocupa

lo buenas que sean

las canciones, sólo

que reflejen

fielmente aquello

que sentí cuando

las escribí"

Han sido extremadamente crueles contigo y has tenido que leer auténticas barbaridades.

Cuando has centrado buena parte de tu vida en ayudar a los demás no entiendes por qué recibes todo este desprecio como respuesta. No obstante, tengo fe en que las cosas cambien.

¿Tras el repentino éxito de “Video Games” no te sentiste algo presionada?

No mucho, estaba preocupada por otras cosas. Cuando escribí “Video Games” no lo hice con la intención de que fuera un éxito. Dura casi cinco minutos, es muy suave... No es precisamente el paradigma de una canción que vaya a triunfar. Nunca hubiera imaginado que a partir de ahí me acabaría convirtiendo en un personaje famoso.

Me refería más a la presión respecto al resto de temas del álbum. De alguna forma te viste obligada a mantener o superar el nivel de “Video Games”.

Me encantan “Born To Die”“Summertime Sadness”. Entiendo por qué la gente conectó con “Video Games”. Sin duda, es mi favorita, pero creo que hay otras con la misma calidad. Aunque siéndote sincera, no me preocupa realmente lo buenas que sean las canciones, sólo que reflejen fielmente aquello que sentí cuando las escribí. Deberían entenderse como un diario personal.

"Siempre he estado rodeada de gente que me ha apreciado y me ha tratado con cariño, así que todas estas malas sensaciones son nuevas para mí."

¿Un diario plagado de momentos en los que te han hecho trizas el corazón?

Anteriormente sí, pero ahora sufro por otras razones. Tengo una familia y me preocupo por ellos. Mi corazón sufre por la gente que quiero. No pienso demasiado en mi carrera, sino por aquellas personas que conciernen a mi vida real.

Retomando el disco, ¿hubo algún tema que se te resintiera mientras trabajas en él?

Únicamente ocurrió algo así con “National Anthem”. Quería que fuera una canción de amor, desde la perspectiva de la memoria, y que a la vez sonara muy dulce. [Aprovecha la ocasión para coger emocionada su ordenador, con la pantalla hecha trizas, y mostrarme unas escenas del vídeo que se estrenará en escasos días] El videoclip es una locura, estoy muy contenta con el resultado.

blog comments powered by Disqus
Contenido Relacionado

Audios Lana Del Rey vuelve a captar nuestra atención con otra (oscura) balada - Escucha "West Coast", el primer sencillo de "Ultraviolence", su nuevo disco

Audios Lana Del Rey se pasa a los sonidos disco... con convincentes resultados - Escucha la sorprendente "Meet Me In The Pale Moonlight"

Álbumes Lana Del Rey - Born To Die

Álbumes Lana Del Rey - Born To Die: The Paradise Edition

Audios Lana Del Rey, princesa Disney por un día - La cantante interpreta "Once Upon A Dream" para la BSO de "Maléfica"

Últimos artículos