PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Lit

8 ideas sobre el amor, la política o el sufrimiento que no podrás arrancarte de la mente

H

 

“La tristeza es como una luz encendida en el corazón. La oscuridad es como un resplandor que sondea nuestra noche”

Luna Miguel

14 Noviembre 2017 16:19

«La poesía ha sido muy importante en mi vida», confesó una vez Hannah Arendt. Y no resulta extraña esta pasión suya al leer los versos que conforman el libro de su poesía reunida que acaba de publicar en España la editorial Heder. Arendt, siempre ardua, siempre compleja, se despliega en su poesía un poco más temblorosa y juvenil. Escribe breve como si tuviera veinte años eternos. Como si al mirar el duelo y el dolor tuviera veinte años eternos. Como si al mirar la injusticia y la política tuviera veinte años eternos. Pero no nos confundamos: no hay nada malo en ser siempre joven. Al menos así cuando la vida se nos lleva por delante, la poesía nos mantendrá siempre cerca de la luz.

A continuación, 8 fragmentos e ideas seleccionados del libro Poemas (Herder):

Bienaventurado aquel que no tiene patria, porque la verá en sueños.

*

Incesantemente nos aparta la vida de aquello que hace apenas un momento estaba a las puertas con todas sus energías.

*

A nadie le incumbe

lo que somos y lo que parecemos.

Nadie se escandaliza

de lo que hacemos y opinamos.

El cielo está en llamas,

clarea el firmamento

por encima de un estar juntos

desconociendo el camino.

*

El fondo se desvela sólo a aquel que logra rehacerse en plena caída transformándola en vuelo.

*

No será de la opulencia

de lo que nos salve la voz de Dios.

Ella habla sólo a quienes sufren la miseria,

a quienes añoran y aguardan:

oh Dios, no nos olvides.

*

Amo la tierra

como se ama el lugar foráneo

cuando se está de viaje,

y no de otra manera.

*

La llaga que deja la dicha

se llama estigma y no cicatriz.

*

La caída se rehízo en vuelo. Quien caía vuela ahora. Es entonces cuando se abren las simas y cuando la oscuridad sube a la luz.

share