PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Games

Estas son las razones por las que 'Hellblade' va a ser el juego del verano

H

 

El nuevo juego de Ninja Theory llega para visibilizar un tema tabú: la psicopatía

Juan Carlos Saloz

08 Agosto 2017 16:39

Ninja Theory

El momento más flaco de la temporada de videojuegos suele llegar después del E3. En ese momento álgido de junio, las empresas ponen toda la carne en el asador para revelar sus próximos lanzamientos, pero después pasan unos meses hasta que retoman su actividad usual.

Sin embargo, este verano está siendo especialmente llamativo. El estreno de Uncharted: The Lost Legacy, Life is Strange: Before the Storm o Splatoon 2 demuestran que las grandes marcas no han cesado su actividad. Y, por otra parte, no dejan de aparecer juegos indie como Pyre o Black The Fall para hacerles la competencia.

Precisamente, entre lo comercial y lo independiente se sitúa Hellblade: Senua’s Sacrifice, un videojuego que ha sido desarrollado solo por 13 personas pero que “cuenta con los valores de calidad y producción de cualquier Triple A”.


El estudio Ninja Theory, famoso por haber desarrollados juegos del calado de DmC: Devil May Cry o Heavenly Sword, ha apostado por una producción de pequeñas dimensiones, pero con gran dedicación. Y, en cuanto ha salido al mercado, ha quedado claro que es el juego del verano:

“Una masterclass de atmósfera, narración y unión entre diseño mecánico y conceptual. Un juego que todos deberían jugar” – IGN.

“Un viaje fascinante que encara de manera valiente un tema tabú como la psicosis” –Eurogamer.

“Un acercamiento adulto a la psicosis, con un apartado técnico y unas mecánicas impecables” – Hobby Consolas.

Las críticas coinciden en que Hellblade ha sido una sorpresa muy grata que puede dinamitar el mercado veraniego de los videojuegos.

Pero ¿qué hace de este juego algo tan especial?

Ninja Theory

UNA HEROÍNA ÚNICA EN SU ESPECIE

El origen celta-vikingo de Senua ha hecho que muchos se planteen si se parece demasiado a Aloy, la protagonista de Horizon: Zero Dawn. Sin duda, comparten algunos rasgos comunes que las hacen similares, pero precisamente sus similitudes parten de una buena noticia para el sector.

Senua, al igual que Aloy, no está sexualizada. Es una heroína fuerte, carismática y entrañable sin necesidad de recurrir al gancho machista que ha estado ligado históricamente a los videojuegos. De este modo, Ninja Theory da un paso adelante respecto a la protagonista de Heavenly Sword, cuya fuerza se veía corrompida por un claro intento de llegar al público masculino.

Además, Hellblade añade una complejidad añadida a su protagonista que la desmarcan del resto de personajes de videojuegos. Su enfermedad mental guía cada paso del jugador, y acaba llevándolo a lo más profundo de su mente.

Ninja Theory

UN TABÚ COMO TEMÁTICA

La apuesta de tomar la psicopatía como temática principal del videojuego era muy arriesgada, pero su ejecución ha sido sublime.

Gracias a esta excusa, en Hellblade han conformado un vasto infierno en el que los monstruos —que representan los miedos de Senua— campan a sus anchas. Además, una voz omnipresente te va advirtiendo en cada momento de que deberías tomar un camino alternativo. Pero todo ello no ha surgido de la ridiculización para crear algo espectacular, sino que han conformado un juego completamente respetuoso con el trastorno.

Para aunar una mecánica basada en matar monstruos con una difícil enfermedad, el estudio ha contado con neurólogos especialistas en psicopatía. De este modo, no solo sirve como entretenimiento, sino que es una ejercicio práctico de aprendizaje y exploración.

Ninja Theory

UN PROYECTO HONESTO

Ninja Theory podía tomar cualquier camino después de lanzar DvM. Podía seguir apostando por triples A reconocidos con los que seguir haciendo caja. También podía ponerlo todo en un nuevo proyecto de grandes dimensiones. Incluso apostar por algo completamente indie. Pero en la hibridación han encontrado un éxito sorprendente.

Menos de 20 trabajadores dedicados exclusivamente a Hellblade han bastado para desarrollar un videojuego algo corto (ronda las 10 horas), directo y dinámico.

Sin duda, acabarlo te deja con ganas de más. Pero cumple a la perfección con lo que promete, y cada minuto de juego se aprovecha al máximo.

En un reciente vídeo, los desarrolladores han explicado sus dificultades para crear una experiencia única con un equipo tan reducido. Y, aunque se muestran como grandes expertos en su campo, se palpa la especial dedicación que le han brindado a lo largo de este último lustro:

Al no depender de factores externos para salir a la luz, Hellblade cuenta una historia mucho más cercana a la de aventuras gráficas de carácter indie que a la de hack and slash como Darksiders. Al igual que RiMe o Skara, que ya beben de este mix entre indie y triple A, Hellblade es una experiencia cuidada al máximo.

Quizás, con sus recientes éxitos, hayan encontrado una nueva fórmula que se acabe imponiéndose en el mercado.

share