PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Games

8 juegos para conquistar el Trono de Hierro

H

 

El invierno ha llegado, y con él varios juegos que te llevan directamente a Poniente

Juan Carlos Saloz

17 Julio 2017 17:39

Arte PG

Juego de Tronos ha vuelto. La serie de HBO ha llegado a su séptima y penúltima temporada, y con ella los madrugones para ver el estreno a tiempo, la huida de las redes sociales para no comerte spoilers y el hype por saber lo que ocurrirá en el próximo capítulo.

Pero si el “Síndrome Valyrio” te tiene atrapado y no puedes aguantar una semana entera hasta tu próxima dosis, te proponemos ocho juegos con los que tú también puedes llegar al Trono de Hierro:

La supervivencia de una casa en ruinas

(Game of Thrones: A Telltale Game Series, 2014)

El primer videojuego que destacamos es también el más famoso de la franquicia. El título de Telltale Games, disponible en todas las plataformas de sobremesa, nos lleva de lleno a las aventuras de la Casa Forrester, una familia creada especialmente para el juego.

Aunque los Forrester tienen una gran historia detrás, están pasando por un momento muy difícil después de los sucesos de la Boda Roja. Ramsay Bolton, hijo del nuevo Guardián del Norte, está dispuesto a acabar con todos los que se han enfrentado a él durante la coronación de su padre, así que tendrán que agarrarse a un clavo ardiendo para lograr sobrevivir.

Sin duda, el juego de Telltale se vive igual que una nueva trama de la serie. Adapta a la perfección el sistema político y la condición humana que aparecen en los libros de George R.R. Martin. Y, aunque deja mucho que desear a nivel de acción y estrategia, hace que los jugadores se sientan como verdaderos habitantes de Poniente.

El Trono de Hierro en juego

(Game of Thrones: The Iron Throne, 2016)

Dominar el Trono de Hierro no es una tarea fácil, pero no hay conflicto que no pueda resolverse en una partida de una hora. The Iron Throne, el último gran juego de mesa que ha salido sobre la saga, coloca a los jugadores al mando de las grandes casas y los pone a combatir a muerte.

A diferencia del Risk, que bebe de la misma premisa, este juego toma los elementos más relevantes de la historia, desde las vicisitudes políticas hasta las relaciones personales de los personajes, para tener todo en cuenta a la hora de la batalla. Indudablemente, es una de las adaptaciones más firmes tanto de los libros como de la serie de TV.

A la conquista de los Siete Reinos

(A Game of Thrones: Genesis, 2011)

La primera incursión de Juego de Tronos en los videojuegos llegó junto a la serie. Genesis propone un Age of Empires con el mapa de Poniente como mundo principal, algo que sirve para sentirnos como grandes conquistadores.

Los cuidados gráficos y la entretenida mecánica ayudan a establecernos en el peligroso entorno de reyes y dragones. Pero se queda en muy poco comparado con lo que podría llegar a ser. El mapa de Poniente no está completo, el sistema político apenas se explora y las batallas acaban siendo repetitivas.

Pequeñas historias de Poniente

(A Song of Ice and Fire roleplaying, 2012)

Pese a que la mayoría de juegos presentan una visión amplificada de Poniente, basada en las grandes casas y en aventuras épicas, existe un juego que huye de esta idea para presentar historias individuales y completamente personificadas.

El juego de rol oficial de Canción de Hielo y Fuego presenta una mecánica similar a la de Dragones y Mazmorras, pero infinitamente mejorada. Cada personaje tiene su propia historia, seguida por el Dungeon Master. Y permite a los jugadores unirse, separarse o traicionarse unos a otros a lo largo de la aventura.

El punto negativo es que se aleja de la historia principal, aunque te adentra de lleno en el complejo territorio de Poniente.

Construyendo un Imperio de cero

(Game of Thrones Ascent, 2013)

La mejor opción para los jugadores más puntuales es Ascent, un videojuego para plataformas móviles similar a Farmville o Los Simpson.

Lo que hace especial a este juego es que se observa como un libro de “Elige tu propia aventura”. La falta de animaciones, algo muy criticado entre los usuarios, deja al jugador como un lector que además puede decidir qué decisiones tomar. De este modo, no es tanto una espera eterna para conseguir recursos como una historia que incluye un complemento social.

Al construir tu Imperio de cero y poder acercarte cada vez más al trono de hierro, Ascent es el videojuego que más se acerca a la fantasía de convertirte en el Rey de Poniente. Sin embargo, al no tener final te deja con la espinita de lograrlo.

En el campo de batalla

(Battles of Westeros, 2010)

El juego de mesa que mejor aprovecha las batallas espectaculares de Juego de Tronos es Battles of Westeros. Si siempre resuelves las trifulcas con un compañero o tu pareja a base de jugar al Monopoly o al Trivia, ahora puedes utilizando a tus personajes favoritos.

Solo pueden jugarlo dos personas simultáneamente, pero su elaborado sistema de combate promete aventuras estratégicas tan amenas como complejas. Por tanto, es accesible tanto para principantes como para expertos.

Dos héroes de medio pelo

(Game of Thrones, 2012)

Un videojuego de rol sobre Juego de Tronos es todo lo que los fans de la franquicia desean, y el título más parecido al que podemos jugar es el que Cynadie desarrolló para PS3 y XBOX 360.

En esta ocasión, nos ponemos en la piel de dos personajes con un gran potencial: el Sacerdote rojo Alester Sarwyck y el cambiapieles Mors Westford. Esta experiencia nos lleva a explorar a fondo la vena fantástica de Juego de Tronos, con una historia original que vive al margen de la serie y un sistema de combate particular.

Sin embargo, no es lo que todos los fans de la saga esperaban cuando se anunció, y acabó siendo un total fracaso que ni siquiera consiguió ampliar el universo del mundo de R.R. Martin.

Rehaciendo la historia

(Game of Thrones LCG, 2016)

Para quienes rehúyen de los videojuegos y no tienen tiempo para juegos de mesa, siempre existe una tercera vía tan divertida como las anteriores: las cartas.

El pasado año, el famoso diseñador Eric M. Lang creó el que muchos consideran el mejor juego de Juego de Tronos hasta la fecha.  La mecánica es similar a los famosos Magic y Hearthstone, pero a la vez incluye una trama que te cuenta la historia y que puedes ir variando a medida que avanza la partida.

En este caso, los personajes a los que puedes controlar son los mismos que aparecen en la serie, pero el jugador tiene el control sobre el camino que puede tomar cada uno.

share