Games

Cómo construir un buen juego ético, según el creador de ‘This War of Mine’

"En los videojuegos, aunque el protagonista tenga una dimensión ética, se suele poder asesinar a cientos de personas sin consecuencias"

This War of Mine

El videojuego This War of Mine fue uno de los más subversivos de 2014. Al igual que Call of Duty o Battlefield, te coloca en mitad de una guerra. Pero, a diferencia de ellos, no controlas a los soldados que se encargan de crear el caos, sino a los supervivientes que huyen de él.

This War of Mine es un juego de supervivencia extremadamente entretenido, que además te enseña las secuelas de la guerra a través de una familia desesperada. Se convirtió en todo un éxito de crítica (con un 10 sobre 10) y su recepción en Steam fue inmejorable. Sin embargo, su desarrollo no fue nada fácil, como se ha encargado de remarcar el creador Wolfgang Walk en una charla recogida por El País:

“Normalmente, la ética en los videojuegos se introduce a través de la narrativa, pero la narrativa no suele estar demasiado conectada con las mecánicas. La cuestión a resolver es cómo afloramos sistemas éticos a partir de las mecánicas, de la interacción del jugador”.

La conferencia, llamada Diseñando significado y ética y realizada durante la Theran Game Convention, el primer evento de videojuegos en Oriente Próximo, explicaba la importancia de introducir la moral a través de los juegos. Sin embargo, acabó convirtiéndose en una exploración sobre la dificultad de los desarrolladores por crear sistemas que funcionen con el mercado e integren estos elementos.

Según Walk, el reto al que se enfrentan es doble.

Por una parte, tienen que ajustar una temática compleja a mecánicas sencillas para los usuarios. Si haces el videojuego demasiado difícil al principio, el jugador se desengancha rápidamente del tema. Así que la idea es aunar una mecánica que enganche con la idea que se quiere contar, de forma que se pueda atraer mejor a la audiencia.

Y, por otra parte, deben vender ideas difíciles, en las que las decisiones morales toman el mando, a publishers que les permitan desarrollar el juego. Es un mercado muy difícil para los juegos éticos, pero cuando uno funciona acaba convirtiéndose en un referente inmediato.

This War of Mine

Según el desarrollador, un juego como This War of Mine tiene que unir la capacidad del jugador para expresarse en dilemas morales con la capacidad del mundo del videojuego para reaccionar a estas decisiones:

“Para tener la ética implementada como mecánica deben ocurrir ambas cosas. Es muy habitual que, en un videojuego, aunque se supone que mi personaje tiene una dimensión ética, pueda asesinar a cientos de personajes y que el mundo no reaccione moralmente a ello”.

Por tanto, el núcleo de este tipo de juegos se encuentra en en cómo se presentan estas decisiones:

“En un juego ético, o bien el jugador afronta un dilema moral que el mundo del videojuego le ofrece o bien el mundo muestra las consecuencias que ha tomado el jugador. Es un problema del huevo o la gallina, porque, independientemente de donde parta el primer impulso, el sistema se vuelve cíclico”.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

cerrar
cerrar