PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Games

'Splatoon 2' es la prueba definitiva de que Nintendo ha sabido actualizarse

H

 

Junto a 'Arms', demuestra que ya no solo dependen de Link y Mario

Juan Carlos Saloz

21 Julio 2017 14:01

Splatoon 2 / Nintendo

Cuando Nintendo Switch salió al mercado, lo hizo con una razón de peso para convertirse en éxito de ventas: The Legend of Zelda: Breath of the Wild. El título protagonizado por Link conquistó al público de Nintendo con rapidez. Acabó agotando la consola en todas las tiendas y se convirtió en uno de los juegos mejor valorados de la historia.

Pero muchos criticaron que era el único videojuego que realmente propiciaba la compra de la consola. Aunque Nintendo había apostado por otros productos como 1-2-Switch o Super Bomberman R, la mayoría de juegos presentados eran los mismos que ya estaban en Wii U. Había noticias de futuras entregas como Super Mario Odyssey, pero los usuarios tendrían que esperar varios meses para probar experiencias nuevas.

En el último mes, este problema se ha solucionado. En junio, ARMS salió a la luz como un juego de boxeo con la estética y la diversión características de Nintendo. Y ahora acaba de estrenarse Splatoon 2, la secuela del videojuego que mejor vendió en Wii U con más de 5 millones de copias.


En Splatoon 2, los jugadores compiten en un shooter que bebe de las mecánicas de Call of Duty o Battlefield, pero que se integra a la marca Nintendo. Las armas solo disparan pintura y, en lugar de vencer el que más enemigos mata, lo hace el que más territorio ha pintado del color de su equipo.

Existen diferentes modos de juego. El más popular es el online, en el que dos equipos de cuatro personas luchan entre ellos. Pero esta segunda parte suma una campaña individual con una elaborada historia detrás.

La principal crítica que se ha llevado Splatoon 2 es que no es un juego necesario. El primero llegó en 2015 y, tan solo dos años después, ya han apostado por su secuela. Podría parecer que se han aprovechado de su éxito para estirar la gallina de los huevos de oro. Sin embargo, defienden que es una optimización de todo lo que ya habían probado en el anterior para adaptarlo a la nueva plataforma.

Por desgracia, el juego no parece innovar demasiado. La mecánica es la misma y, aunque cuenta con muchas más opciones, quien haya jugado al primero no se sorprenderá demasiado de lo que puede ofrecerle.

Pero, lejos de ser una estrategia de marketing, parece que Nintendo ha aprendido la lección de su último fracaso y ha aprovechado sus pocos éxitos para optimizarlos en productos mucho más elaborados.

Splatoon 2 / Nintendo

Con Splatoon 2, los fans de Nintendo por fin tienen un nuevo motivo para comprarse la Switch. Si con Breath of the Wild primaba la historia y el mundo libre, en este caso es la diversión pura y dura. Además, tanto con Splatoon como con Arms, continúa una línea que le ayuda reforzarse como marca. Básicamente, ha puesto su toque a todos los géneros:

Mario Kart es lo que entiende Nintendo como un juego de carreras.

Arms es lo que entiende como un juego de lucha.

Y Splatoon es su shooter por excelencia, una vertiente que han conseguido cubrir con creces.

Splatoon 2 / Nintendo

Además, gracias a estos dos últimos títulos se aleja de sus personajes más emblemáticas e introduce nuevos elementos al juego.

El mayor problema que ha tenido siempre Nintendo es que ha dependido enteramente de sus personajes icónicos. Mientras las otras compañías apostaban por introducir historias más elaboradas y realistas, Nintendo continuó sacando más juegos de Mario y Link. Y no es que haya dejado de hacerlo: sus dos mayores apuestas para Switch han sido Zelda y Super Mario Odyssey.

No obstante, con Arms y el nuevo Splatoon han demostrado que saben actualizarse. Switch ya no es solo una consola completamente diferente al resto; también ofrece juegos originales y que pueden competir perfectamente con las otras plataformas.

share