PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Games

'Skara', el eSport español al que ya han jugado más de 300.000 personas

H

 

'Skara: The Blade Remains' es el videojuego español más prometedor de los últimos años. Hablamos con el equipo que está detrás de este ambicioso proyecto

Juan Carlos Saloz

07 Agosto 2017 14:01

¿Cómo se crea un eSport?

Esta pregunta lleva surgiendo en la mente de desarrolladores de videojuegos desde que el formato League of Legends y Counter Strike se puso de moda. Crear un videojuego gratuito que llegue a convertirse en un deporte multitudinario es una tarea mucho más compleja que la de crear un juego al uso. Sin embargo, con este fenómeno en alza, son muchos los que se lanzan a la piscina y consiguen envidiables resultados.

Estudios como Blizzard, que había triunfado históricamente con World of Warcraft, se han pasado a esta mecánica con juegos como Overwatch y Hearthstone. Y desarrolladoras jóvenes como Supercell han conseguido ser un gran éxito con títulos como Clash of Clans.

Entre la gran amalgama de desarrolladoras que se apuntan al carro de los eSports, hay un estudio español cuyo juego se está convirtiendo en un pequeño éxito incluso antes de lanzar su versión definitiva. El nombre del juego Skara: The Blade Remains, y sus impulsores parecen haber averiguado cómo exprimir la gallina de los huevos de oro a base de perseguir un sueño.



Skara: The Blade Remains

“La idea de Skara comenzó a revolotear por mi cabeza hace ya unos ocho años —dice Pablo Rodríguez—. Estaba trabajando para otros, desarrollando juegos para empresas como Actimel o Bimbo. Y no estaba mal, pero los desarrolladores solemos tener una mosca detrás de la oreja que nos dice que hagamos nuestro propio juego. Así que comencé a desarrollar un mundo fantástico y lo uní a una mecánica multijugador en la que estaba trabajando”.

Skara se clasifica como un videojuego del género fighter arena. Es decir, se basa en combates grupales que se establecen en lugares concretos. Cada usuario puede controlar un personaje de diferente raza y tipo, y estos se dividen en dos equipos que luchan para vencer.

Visto así, no parece que plantee una mecánica demasiado original. Existen cientos de videojuegos en los que ya se puede hacer algo similar. No obstante, en Skara creen que han creado algo completamente distinto a lo que ya se puede disponer en el mercado:

“Nuestro sello de identidad es el lore, la historia detrás del juego. Y no porque sea buena, sino porque evoluciona constantemente, y el jugador está en el centro de la acción. Nosotros no tenemos héroes como en LoL, que ya están definidos, sino que los jugadores se crean los suyos propios, como en WoW. Escoges tu cultura, creas tu personaje y con tus acciones te relacionas con el mundo, e incluso puedes hacerlo evolucionar tú mismo”.


Pablo Rodríguez

Para conseguir esta interactividad entre usuarios y evolución del juego, Rodríguez está planteando un sistema político en el que cada cultura cuenta con líderes propios sacados de Skara. Pero, como todavía están en fase Alpha (anterior a la Beta, que saldrá durante este año y dará paso a la versión oficial), van desarrollando esta idea de manera analógica.

De momento, el director creativo está escribiendo una novela, que publicará junto a Planeta, protagonizada por los ganadores de cada torneo. Desde febrero, cuando se actualizó el juego, organizan un evento mensual y escogen a cada ganador para convertirlo en el personaje cuyas aventuras se narran en el libro.

El segundo punto más fuerte de Skara son los gráficos. Skara es uno de los primeros títulos en utilizar Unreal Engine 4, el sistema más evolucionado para diseñar videojuegos: “Nos llegó prácticamente por casualidad. En 2013, cuando ya teníamos algún contenido jugable, fuimos al E3 y conocimos a gente de Epic, los creadores de Unreal 4. Todavía quedaba más de un año para que sacaran la primera versión, pero les gustó Skara y nos lo ofrecieron directamente. Así pudimos adelantarnos un año al resto de competidores, aunque tuvimos que rehacer todo lo que habíamos hecho hasta entonces”.


Equipo de 'Skara: The Blade Remains'

Gracias al cuidado en la historia y a su capacidad tecnológica, Skara ya llegado a los más de 300.000 usuarios, 25.000 mensuales de media. Y todo ello sin hacer nada de promoción, ya que están esperando a tener la versión definitiva para poner en marcha su estrategia de marketing.

Con menos de 20 trabajadores de plantilla, Skara ha conseguido multiplicar por 20 su inversión, que llegó tanto por un Kickstarter en el que consiguieron 36.000 dólares como por inversores particulares; los primeros amigos y familiares, y más tarde empresarios internacionales.

Pero, ¿cómo se convence a los jugadores de que se gasten dinero en un juego al que se puede jugar gratis y que todavía está sin completar?

“Lo bueno de ser free-to-play es que accedes a muchísimos usuarios. Primero tienes que entretenerles y luego convencerles de que el buen rato que están pasando merecen que se gasten dinero. No me extrañaría que, detrás de la decisión de pagar, haya tanto un porcentaje de ‘cómo mola esta skin, me la voy a comprar’ como de ‘hostia, voy a dar dinero a esta gente, que se lo han ganado’. Creo que en nuestro juego hay un fuerte componente romántico”.

Skara: The Blade Remains

A sabiendas de que este romanticismo se perderá en cuanto consigan un número considerable de jugadores, el objetivo de Rodríguez y compañía es integrar al máximo su componente evolutivo dentro del propio juego.

Según el desarrollador, su sueño no es convertirse en un eSport rentable, sino en un mundo reconocido en la cultura pop. De momento, ya cuentan con una mínima base de usuarios que llegan a jugar hasta 20 horas diarias. Pero el sprint final es el que suele decidir si un juego triunfa o nace muerto, y este es el reto que les queda por superar.

share