PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Future

Un robot cirujano realiza una operación de 2 horas en solo 2 minutos y medio

H

 

La máquina taladra y abre cráneos con una precisión sobrehumana

A.O.

19 Mayo 2017 16:50

Cuando a un paciente se le tiene que perforar el cráneo, resulta obvio que la precisión en el corte es vital. Por algo tenemos la expresión coloquial tener pulso de cirujano.

Sin embargo, dentro de uno o dos años, puede que pase a ser un robot el que nos taladre la cabeza en una sala de operaciones. Los investigadores de la Universidad de Utah han creado una máquina que puede realizar una complicada cirugía en la que se abre nuestro cráneo en dos minutos y medio cuando actualmente se tarda dos horas.

"Podemos programarlo para taladrar el hueso con seguridad sólo usando los criterios de TC del paciente", dijo a la CNN el neurocirujano y uno de sus creadores William Couldwell.

Con tomografías computarizadas (TC) de la cabeza, se programa el camino de corte que debe seguir y unas barreras de seguridad de uno a dos milímetros para que no se desvíe de esa trayectoria. La eficacia de los cortes rápidos y limpios del robot un poco intimidatorio en imágenes se demostró en un procedimiento que elimina tumores no cancerosos en pacientes con pérdida de audición. La tiempo de la intervención se redujo 50 veces y los creadores aseguran que solo es un ejemplo de las cirugías que podría realizar.

Su veloz brazo de acero se estuvo probando en bloques de plástico para luego pasar a los cráneos de cadáveres. Se calcula que en un par de años podría sacarse al mercado con un precio que rondará 100.000 dólares.

Sus inventores argumentan que sería rentable a largo plazo ya que al acortarse los tiempos se puede operar a mucha más gente. También los pacientes se pegan menos rato con el cráneo abierto y bajo los efectos de la anestesia, lo que reduce el riesgo de infección. A la máquina también se le puede programar para apagarse si detecta que cerca de su camino hay un nervio facial o una vena.

Así que tras una última década en la que la robótica ha irrumpido en la medicina como herramienta para ayudar a fijar tornillos en la columna vertebral o operaciones en la que se sustituye la cadena, la que se aplica al cráneo podría estar a las puertas.

share