Futuro

Los latidos del corazón: ¿la nueva contraseña más segura del mundo?

Unos investigadores trabajan para que el ritmo cardíaco sea el patrón que abra nuestro historial clínico

Si el don para elegir la contraseña de nuestra cuenta de Facebook, correo electrónico o cuenta bancaria fuera materia de examen, suspenderíamos. Ya sea por comodidad o porque te has cansado de darle a '¿Has olvidado la clave?' cuando ingenias una brillante que se esfuma de tu cabeza a los dos días, acabamos optando por los passwords simples.

¿El nombre del gato? ¿La fecha en la que conociste a tu amado? ¿Una cordillera montañosa que aprendiste en quinto de primaria? ¿ 'dadada' a lo Mark Zuckerberg?

Si somos así de malos en estas contraseñas, posiblemente también lo seamos escogiendo las claves que protegen datos aún más sensibles, personales e íntimos como los que contiene historial clínico -tu estado de salud, las pruebas o a tratamientos a los que te estás sometiendo son privados y te pueden exponer-.

Por esta razón, para protegernos y darnos seguridad, un equipo de investigadores de la Universidad de Binghamton se le ha ocurrido utilizar una llave única para acceder a nuestro registro de salud electrónico: nuestros propios latidos del corazón.

via GIPHY

Como las huellas dactilares, cada persona tiene un pálpito

Las medidas clásicas de encriptación o cifrado aplicadas a la telemedicina o asistencia sanitaria en el móvil son costosas y complejas de implementar para ser eficaces. Sin embargo, basarse en el ritmo de nuestros pálpitos para que podamos abrir nuestras carpetas personales es "simple, disponible y rentable".

Aprovechando que, al igual que las huellas dactilares, cada persona posee latidos diferentes, plantean que un simple electrocardiógrafo -un aparato que mide la actividad eléctrica del corazón mediante un biosensor unido a la piel- podría servir para bloquear y desbloquear los archivos.

"Solo se tiene que ver en el móvil para ver cuántos datos relativos a nuestro organismo (como presión arterial o latidos cardíacos) pueden ser recogidas y medidas por las tecnologías diarias", contaba a Zhanpeng Jin, ingeniero e investigador que participa en el desarrollo de este proyecto, a MotherBoard.

via GIPHY

La meta es conseguir ahora que nuestros golpes cardíacos sean el mejor patrón del mundo para salvaguardar nuestra privacidad. Sin embargo, dado que los latidos son inestables y pueden variar debido a la edad, enfermedad o una lesión, los autores todavía tienen que trabajar para dar solución a estos inconvenientes.

"Es improbable que se convierta en un robusto identificador biométrico para desbloquear teléfonos u ordenadores, pero tiene un gran potencial para escenarios [como el sistema de salud] que exigen mayor nivel de seguridad", concluía.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar