Futuro

Una compañía japonesa vende a solteros una esposa perfecta... en forma de holograma

Gatebox es un dispositivo que proyecta una chica ficticia que reconoce a su dueño y habla con él, además de escribirle mensajes diciéndole que "lo echa de menos"

Estas navidades, en Japón se venden esposas virtuales. La compañía tecnológica Vinclu Inc ha creado un dispositivo, llamado Gatebox, que proyecta un holograma "reconfortante e ideal para aquellos que viven solos".

Con tan solo activarse el dispositivo, en el interior de un cilindro transparente aparece una chica tímida en miniatura bautizada como Azuma Hikari, el personaje animado pensado para acompañar a los hombres solteros.

Hikari tiene el aspecto de una chica coqueta con el pelo y los ojos azules. Vestida con un vestido corto y calcetines a rayas altos más allá de la rodilla, habla con un voz dulce y "sanadora" a sus propietarios, también conocidos como maestros.

Como se enseña en un anuncio de la empresa, esta chica ficticia, que lleva un anillo de boda, despierta y da los buenos días por la mañana. Mira el tiempo por si llueve y así poder recordarle a su propietario que debe coger un paraguas y, un poco sonrojada, le dice que corra, que se dé prisa para no llegar tarde a su destino.

Fuera de casa, cuando su dueño está de camino al trabajo, Hikari le escribe al móvil para decirle que tenga un buen día. Y durante el día se puede seguir hablando con ella por mensajes de texto mientras Hikari responde cosas como "ven a casa pronto" o "tengo ganas de verte".

Según la descripción ofrecida por la compañía fabricante, el holograma refleja a un personaje femenino de unos 20 años al que le gustan los donuts y detesta los insectos. Su sueño es "convertirse en una heroína para ayudar a las personas que trabajan duro". Por eso, justo antes de que su maestro llegue a casa, ella enciende las luces de la casa y, al entrar por la puerta, mueve entusiasmada los pies, da saltitos en su cilindro y le confiesa que le ha echado de menos.

Vinclu pretende ofrecer a solteros tristes una compañera perfecta. Y en Japón hay mucha gente con esa necesidad. "¿Sabes? Alguien esperando por mí en casa, me hace sentirme bien", dice un joven que parece no tener ningún trato más que con un querido holograma.

"Cuando estás cansado o simplemente tienes algo de tiempo libre, ¿por qué no apretar un botón y pasar un rato con tu personaje?", anima la compañía fabricadora.

Hikari, al estar equipada con sensores de detección y cámaras, reconoce caras y movimientos. Al menos eso aseguran sus fabricantes. También nos dicen que puede mantener una conversación natural al entender el lenguaje y, cuanto más se le habla, más aprende de la vida de su comprador para poder ofrecerle un respaldo emocional, como se esperaría de una esposa, aunque no exista. Se vale de inteligencia artificial y además se puede conectar a otros aparatos electrónicos de la casa como neveras o teléfonos móviles entrando de lleno en el mundo de conectividad de la 'Internet de las cosas'.

Pero curar la soledad con una esposa y ama de casa perfecta y ficticia no sale barato. Una de las 300 unidas limitadas que de momento se han puesto a la venta le cuesta al bolsillo más de 2.400 euros.

Por cierto, se les ha olvidado sacar la versión masculina. Las solteras tristes tendrán que resignarse, al menos de momento, a no tener un perfecto marido en holograma. Eso que ganan.

[Vía MotherBoard]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar