Futuro

Preocupada por el futuro, la UE propone otorgar a los robots un estatus de 'persona'

Entre las medidas, se plantea el estudio de una renta básica por la destrucción de puestos de trabajo y definir una serie de 'derechos humanos' para los autómatas

Según la historia oficial, hay que remontarse a 1206 para encontrarse con los primeros robots humanoides programables. Fueron ideados por Al Jazarí, un inventor musulmán adelantado a su tiempo. Desde entonces, la sociedad ha ido teniendo cada vez más presente la idea de que podría llegar un día en el que viviríamos rodeados de robots humanoides. Ese escenario ahora es más real que nunca.

Las máquinas sofisticadas y los androides con inteligencia artificial son la nueva revolución industrial y se presentan como el desarrollo que mejorará la producción, nuestra forma de viajar, las posibilidades de comunicarnos, la asistencia médica o la seguridad. El Parlamento Europeo quiere que el sueño de un futuro en el que conviven humanos y robots no termine en pesadilla con una Inteligencia Artificial sobrepasando o controlando a sus propios creadores. Por esta razón, la comisión europea encargada de definir los marcos legales del futuro inmediato ha propuesto unas reglas que rijan el uso y la creación de robots y otros dispositivos dotados de Inteligencia Artificial.

"Para abordar esta realidad y garantizar que los robots están y seguirán al servicio de los seres humanos, necesitamos urgentemente crear un sólido marco jurídico europeo", manifestó Mady Delvaux, la diputada luxemburguesa y autora del informe redactado aprobado.

Las propuestas se centran en áreas específicas sobre las que se considera que hay que ponerse a trabajar ya:

-Un código de conducta consultivo para ingenieros robóticos dirigido a guiar el diseño, la producción y el uso de robots dentro de un marco ético.

-Una definición legal de "robots inteligentes autónomos", con un sistema de registro de los más avanzados.

-Un nuevo esquema de seguro obligatorio para las empresas para cubrir los daños causados por sus robots.

-La creación de una agencia europea para la robótica y la IA.

Ante la preocupación de que la proliferación de robots cada vez más sofisticados supongan un despido masivo de trabajadores, el informe también llama a replantearse "en serio" la aprobación de un ingreso básico general para los ciudadanos como una posible solución.

Este marco jurídico serviría para establecer los derechos y responsabilidades de una IA cada vez más evolucionada otorgándole hasta una 'personalidad electrónica', algo similar a la 'personalidad jurídica' de las empresas que hace que puedan demandar y ser demandadas. Y aquí viene la polémica y la complejidad porque "se otorgaría derechos humanos a los robots", como advierten algunos expertos.

¿Deberían también tener derechos los robots?

¿Deberían tener un estatus que les aproxima a los humanos?

" Si creo un robot, y ese robot crea algo que podría ser patentado, ¿debo poseer esa patente o debería pertenecer al robot? Si vendiera el robot, ¿debería ir con él la propiedad intelectual que ha desarrollado?", planteaba Ashley Morgan, de la firma de abogados Osborne Clarke, a The Guardian. "Estas no son preguntas fáciles de responder, y eso va directamente al corazón de este debate", concluía.

El próximo febrero el Parlamento Europeo votará sobre los proyectos recogidos en las propuestas del informe. Solo se aprobará si se consigue la mayoría absoluta.

[Vídeo Relacionado]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar