PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Future

Este videojuego financiado por crowdfunding aspira a ser el mejor de la historia

H

 

'Star Citizen' quiere convertirse en el mejor videojuego de la historia dependiendo solo de sus usuarios

Juan Carlos Saloz

29 Diciembre 2016 06:00

Surcar la galaxia en una nave espacial es una de las experiencias más recurrentes de los videojuegos. Desde Space Invaders (1978) llevamos años poniéndonos en la piel de protectores de la Tierra, ya sea para combatir a marcianitos o a piratas intergalácticos.

Durante años, han sido muchos los títulos que han querido convertirse en el videojuego definitivo de este género. Pero ahora hay uno cuyo empeño está por encima del resto: Star Citizen.

EL VIDEOJUEGO QUE HA RECAUDADO MILLONES DE DÓLARES EN UN CROWDFUNDING

En 2011, Chris Roberts, desarrollador de videojuegos indie como Wing Commander, se propuso crear el mejor videojuego que nunca hubiera existido.

Tenía que ser ambientado en el espacio, pues llevaba enamorado del género desde que vio por primera vez Star Wars. Pero no tenía claro qué camino tomar para llevarlo a cabo.

La idea estaba clara en su cabeza, pero no le agradaba la idea de presentar el proyecto a las grandes compañías. Sabía que rechazarían un juego tan ambicioso. Además, la industria seguía contaminada por su obsesión con la censura y la búsqueda del dinero fácil y rápido. Así que tuvo una idea aparentemente descabellada: abrir un crowdfunding.

Descabellada, decimos, proque el objetivo de Roberts era llegar a los 4 millones para comenzar a desarrollar el proyecto. La cifra parecía una locura, pero a finales de 2012 ya había llegado a los 6,2 millones recaudados, tal y como explica GhosTube.

gaming star citizen


¿Cómo ha conseguido convencer a tantísimos gamers para que apuesten por el proyecto?



El proyecto no podía empezar mejor. Pero fue cuando comenzaron a publicar los primeros resultados del proceso de producción que el juego empezó a hacerse realmente popular. En la actualidad, tal y como informan en tiempo real en su web, ya superan los 138 millones de dólares de recaudación.

A punto está de superar los 200 millones de dólares que costó Destiny, el videojuego más caro de la historia (y que también quiso revolucionar el género espacial). Y para ello solo ha contado con los donativos de los usuarios, los futuros jugadores, que desde antes del estreno del juego ya pueden adquirir objetos virtuales cuyo precio llega a superar las 5 cifras. 

¿Cómo ha conseguido convencer a tantísimos gamers para que apuesten por el proyecto?

Ni corto ni perezoso, Roberts se atreve a calificar el videojuego como “la mayor experiencia de la historia de los videojuegos”.

space

¿CUÁL ES EL SECRETO DEL MAYOR PROYECTO INDIE DE LA HISTORIA?

El proyecto todavía no tiene fecha de salida. Al contar exclusivamente con el dinero de los jugadores, el proceso de desarrollo va tomando forma a medida que se consigue la financiación. Aun así, ya se sabe cuáles serán los principales modos de juego:

Por un lado, se abrirá un inmenso universo multijugador en el que los jugadores podrán tener toda clase de oficios, establecer alianzas y conseguir distintos objetivos mientras luchan en combates espaciales en primera persona.

Y, por otro, existirá una campaña individual con más de 70 misiones basadas en su mayoría en batallas de estilo shooter. Esta historia, además, se podrá jugar de manera cooperativa en el modo llamado Squadron 42.


'Star Citizen' cuenta con actores de primera categoría: Gary Oldman, Mark Hamill y Gillian Anderson.



Star Citizen cuenta con actores de primera categoría (Gary Oldman, Mark Hamill y Gillian Anderson) y, por más que sea un proyecto indie, está a la última en cuanto a tecnología se refiere.

Según Roberts, será 10 veces más detallado que los juegos actuales de presupuestos millonarios. Mientras la mayoría de estos juegos utilizan alrededor de 10.000 píxeles para personaje, Star Citizen usa 100.000.

Por último, también contemplan la Realidad Virtual como uno de los métodos para el juego: “¿Quién no quiere sentarse en su cabina, poner las manos en el acelerador y, al girar la cabeza, ver a su enemigo detrás?”. Probablemente, cuando salga a la luz ya se haya desarrollado lo suficiente como para poderlo disfrutar en primerísima persona.

gaming star view dat citizen

¿DEMASIADO INCREÍBLE PARA SER CIERTO?

Todo en Star Citizen promete una experiencia increíble. Demasiado increíble, de hecho, para creérselo todo.

Solo hace falta recordar el fiasco de No Man’s Sky para darse cuenta de que es necesario mantener el escepticismo. Pese a que parece un proyecto con más cara y ojos que el de Hello Games, el hype que está generando puede provocar que muchos se sientan defraudados en cuanto lo prueben. Y es que las expectativas están muy altas. Quizás demasiado.

Además, al contrario de lo que ocurre en No Man’s Sky, son los propios usuarios los que han pagado todo el proyecto, por lo que la responsabilidad de los creadores respecto a ellos es mucho mayor.

gaming space star station scale


La línea que separa el éxito y el fracaso en los videojuegos es muy delgada, pero 'Star Citizen' ya ha roto récords sin ni siquiera haberse estrenado.



Varios inversores ya han mostrado su desconfianza en Space Citizen, aunque muchas de sus críticas (como la de Derek Smart) parecen promovidas por trolls y competidores directos que por antiguos esperanzados del videojuego. Eso sí, un argumento muy repetido es que Chris Roberts creía que era posible llevar a cabo un proyecto así, pero que poco a poco se ha dado cuenta de que es imposible.

Sin embargo, cada vez que aparece un nuevo vídeo o demo del juego, hasta los que lo tachan de estafa no pueden evitar quedar impresionados por su calidad.

La línea que separa el éxito y el fracaso en los videojuegos es muy delgada, pero Star Citizen ya ha roto récords sin ni siquiera haberse estrenado.

 

Surcar la galaxia en una nave espacial es una de las experienciasmás recurrentes de los videojuegos. Desde SpaceInvaders (1978) llevamos años poniéndonos en la piel de protectores de laTierra, ya sea para combatir a marcianitos o a piratas intergalácticos.

Hoy en día, Destinyparece haber tomado el relevo a cientos de proyectos que, año tras año, hanapostado por la ciencia ficción para que los jugadores puedan visitar lugaresmuy alejados de la frontera terrestre.

Por el camino, hemos visto pasar a héroes como Master Chief(elpersonaje más emblemático de los videojuegos en el siglo XXI), Star Fox oSamus Aran (la protagonista de Metroid).Pero todos estos videojuegos cuentan con una traba en común: son parte de la millonariay censurada industriade los videojuegos.

Destiny, sin irmás lejos, costó 200 millones de dólares, mucho más que la mayoría deblockbusters de Hollywood. Esto puede ser una gran noticia para los gamers,pero también implica que decenas de empresas controlan cada paso que da elvideojuego. En ocasiones primando el dinero a la jugabilidad y llevando a cabomodificaciones que no están pensadas para el jugador.

Pero no todos los videojuegos son así. A sabiendas de que laindustria de los videojuegos no estaba aprovechando todas las oportunidades quetenía, el desarrollador Chris Roberts lanzó en 2011 un ambicioso crowfunding.

Su objetivo era llegar a los 4 millones para desarrollar elvideojuego espacial definitivo: StarCitizen. A finales de 2012, el proyecto ya había llegado a los 6,2millones. Y en la actualidad ya cuenta con 7,7 millones (y subiendo).

Star Citizen esuno de los crowfundings con mayor éxito de todos los tiempos. Ahora, suobjetivo es llegar a los 23 millones para poder mantenerse sin inversoresexternos. Pero ¿cómo ha conseguido convencer a tantísimos gamers para queapuesten por el proyecto?

Ni corto ni perezoso, Roberts se atreve a calificar elvideojuego como “la mayor experiencia de la historia de los videojuegos”. Y,por lo que hemos podido ver en vídeos promocionales y demos que se hanpublicado, su concepción no está alejada de la realidad.

El proyecto todavía no tiene fecha de salida, pues al contarexclusivamente con el dinero de los jugadores tienen que ir improvisando elproceso de desarrollo. Sin embargo, ya se sabe cuáles serán los dos modos de juego:

Por un lado, se abrirá un inmenso universo multijugador enel que los jugadores podrán tener toda clase de oficios, establecer alianzas yconseguir distintos objetivos mientras luchan en combates espaciales en primerapersona.

Y, por otro, se podrá jugar una campaña individual con másde 70 misiones basadas en su mayoría en batallas de estilo shooter. Esta historia,además, se podrá jugar de manera cooperativa en el modo llamado Squadron 42.

A parte de los modos de juego, Star Citizen cuenta con actores de primera categoría (Gary Oldman,Mark Hamill y Gillian Anderson) interpretando a varios personajes y, por másque sea un proyecto indie, está a la última en cuanto a tecnología se refiere.

Según Roberts, será 10 veces más detallado que los juegosactuales de presupuestos millonarios. Mientras la mayoría de estos juegosutilizan alrededor de 10.000 píxeles para cada personaje, Star Citizen promete usar 100.000.

Por último, también contemplan la Realidad Virtual como unode los métodos para el juego: “¿Quién no quiere sentarse en su cabina, ponerlas manos en el acelerador y, al girar la cabeza, ver a su enemigo detrás?”. Probablemente,cuando salga a la luz ya se haya desarrollado lo suficiente como para poderdisfrutarla en primerísima persona.

[SUMERIO]

Todo en Star Citizenpromete una experiencia increíble. Demasiado increíble para creérselo todo.

Solo hace falta recordar a No Man’s Sky para darse cuenta de que es necesario ser escéptico alrespecto. Pese a que parece un proyecto con más cara y ojos que el de HelloGames, el hype que está generando puede provocar que muchos se defrauden encuanto lo prueban.

Además, al contrario de lo que ocurre en No Man’s Sky, en esta ocasión son lospropios usuarios los que han pagado todo el proyecto, por lo que suresponsabilidad con respecto a ellos es mucho mayor.

Varios inversoresya se han mostrado su desconfianza en SpaceCitizen. El argumento más repetido es que Chris Roberts creía que eraposible llevar a cabo un proyecto así, pero que se ha dado cuenta de que esimposible.

Pero, cada vez que aparece un nuevo vídeo o demo del juego,hasta los que lo tachan de estafa no pueden evitar quedar impresionados por sucalidad.

[SUMERIO]

La línea que separa el éxito y el fracaso en los videojuegoses muy delgada, pero Star Citizen ya ha roto récords sin ni siquiera haberseestrenado. Que se convierta o no en el mejor videojuego de la década dependeráde cientos de factores. Pero, como mínimo, será de los pocos que contaráexclusivamente con el poder de sus seguidores.

share