Futuro

Nuevo hito de la inteligencia artificial: ya gana al cerebro humano al póker

Una inteligencia artificial llamada Libratus ha derrotado a los mejores jugadores del mundo. Ay, la humanidad...

El momento de la singularidad tecnológica, en el que la inteligencia artificial será capaz de mejorarse a sí misma y superar el conocimiento humano, está más cerca de lo que imaginamos. El software Libratus, desarrollado por investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon, ha vencido a cuatro de los mejores jugadores de póker de todo el mundo.

Los reputados Dong Kim, Jason Les, Jimmy Chou y Daniel McAulay se batieron contra la máquina en un torneo del simulador de póker Heads-Up, No Limit Texas Hold’em Poker. Después de 20 días jugando, Libratus derrotó a todos con una ventaja de 1,76 millones de dólares.

Ello supone un gran hito para la inteligencia artificial. Y es que, aunque ordenadores ya habían sido capaz de derrotar al cerebro humano jugando al ajedrez o al Go, en el caso del póker es más complicado ya que debe enfrentarse a información imperfecta.

En la modalidad Texas hold 'em, los jugadores solo pueden ver parte de lo que sucede la mesa, así que desarrollan estrategias basadas en el instinto y la experiencia. Libratus, para adaptarse al modo de juego, fue registrando sus errores cada vez que perdía y detectando manías en sus adversarios. De este modo, aprendió poco a poco cómo aprovechar los huecos de sus rivales para acabar vapuleándoles.

“La habilidad de esta IA para razonar de forma estratégica basándose en información incompleta ha superado a la de estos humanos, considerados los mejores del mundo. No estábamos seguros de cómo lo haría Libratus para mejorar sus habilidades cada día. Nos sorprendimos al descubrir que fueron sus rivales de carne y hueso quienes le enseñaron a mejorar y corregir sus habilidades”, han aclarado los portavoces de Libratus en un comunicado.

Libratus funciona gracias al ordenador de Pittsburgh Supercomputing Center y es más de 7.000 veces más rápido que un portátil estándar. Sin embargo, sus responsables no tuvieron más que ponerlo en marcha para que funcionase.

“Nosotros no le dijimos a Libratus cómo jugar al póker. Le dimos las reglas del póker y le dijimos ‘aprende por tu cuenta’” , explica el portavoz de Libratus y estudiante de doctorado Noam Brown.

El robot comenzó a actuar por azar al principio, pero poco a poco fue refinando su técnica hasta ser capaz de vencer a cualquiera. Para los jugadores, el resultado ha sido totalmente descorazonador.

“Libratus resultó ser mucho mejor de lo que imaginamos. Si juegas contra un humano y pierdes, puedes parar, tomarte un descanso. Pero aquí hemos tenido que aguantar recibir una paliza todos los días durante 11 horas. Es una experiencia emocional muy diferente, ya que no estamos acostumbrados a perder tanto”, comenta Jason Les.

Ahora, la idea de los desarrolladores es entender a la perfección los logaritmos desarrollados por Libratus y perfeccionar la máquina para futuras aplicaciones. Hoy puede ser el póker, pero mañana cualquier campo científico y tecnológico.

[Vía The Guardian]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar